Te contamos para qué sirve un seguro de vida

03/01/2019

Un seguro de vida es, en términos generales, un plan diseñado para cubrir las diferentes situaciones económicas que puedan aparecer a raíz del fallecimiento del titular del seguro, desde los gastos del entierro hasta las deudas que deja en vida. En el momento de su contratación, el asegurado puede definir uno o más beneficiarios (dependiendo del caso), para que sean ellos quienes reciban la compensación económica respectiva. De esta manera, una vez se notifique el fallecimiento, la póliza garantiza el pago de determinado capital a estos beneficiarios para que dispongan de él. 

Un seguro de vida también contempla resarcir económicamente al propio asegurado o a sus beneficiarios en caso de accidente o lesiones que pueda sufrir durante el periodo de validez de la póliza. Existen diversas modalidades de seguros de vida que vale la pena revisar y evaluar antes de decidirnos por alguna en específico.

Qué es seguro de vida Allianz
  • Básico: Esta es una modalidad destinada a aquellas situaciones en las que se busca cubrir únicamente las necesidades más fundamentales de un seguro de Vida Riesgo.
  • Óptimo: La Modalidad Óptimo es la adecuada para quienes se preocupan por su bienestar.
  • Profesional: Se trata de una modalidad orientada a profesionales autónomos y a profesionales con trabajos de alta cualificación.
  • Ampliado: Podrás contratar con la máxima tranquilidad la modalidad Ampliado con el conjunto de coberturas que recoge los riesgos que más te preocupan según tus necesidades particulares.
  • Extra: Si buscas mayores coberturas para cubrir situaciones graves, la modalidad del Seguro de vida riesgo Extra es la adecuada.
  • Todo Riesgo: En esta modalidad, ofrecemos el conjunto de coberturas y servicios más completo de Allianz.

En el caso de nuestro seguro de vida Allianz, la cobertura incluye invalidez temporal y permanente total, casos de enfermedades graves, fallecimiento por accidente de tráfico o de cualquier otro tipo. Nuestro propósito es ofrecer pólizas a corto, medio y largo plazo que se ajusten a tu realidad económica y te permitan ir planificando el futuro de manera inteligente. 

Por lo general, el mejor momento para contratar un seguro de vida oscila entre los 30 y los 50 años. A partir de esta edad es importante evaluar otro tipo de pólizas complementarias para organizar los años de la vejez de manera que puedas disfrutarlos de forma tranquila y sin preocupaciones. Lo cierto es que la importancia de este tipo de seguros no se pone en duda para garantizar tu tranquilidad y la de tu familia. 

Si estás interesado en evaluar cuáles son las mejores opciones para ti, contáctanos y con mucho gusto te asesoraremos.

El granizo es uno de los fenómenos meteorológicos que más puede dañar tu coche si lo tienes aparcado en la calle. Te damos algunos consejos para protegerlo al máximo