que no cubre el seguro coche

 

18/09/2019. Las coberturas de cada coche vienen determinadas por el tipo de seguro de coche que se ha contratado, pero existen algunos siniestros que quedan fuera de cualquier tipo de póliza. La imprudencia, los descuidos o la mala suerte son algunas de las circunstancias que pueden resultar dasafortunadas y que quizá te conviene conocer para estar prevenido.

 

Aunque tengas contratada una póliza a todo riesgo, hay una serie de circunstancias que quedan excluidas de cualquier cobertura y de las que las compañías aseguradoras se desentienden completamente. Nos referimos a situaciones en las que el accidente o siniestro haya ocurrido por descuido o negligencia del conductor. Los casos más comunes son también los más peligrosos, así que los analizamos uno por uno para averiguar por qué quedan fuera de cualquier cobertura.
 
 

¿Cuando no me cubre el seguro de coche?

Conducir con alcohol o drogas en la sangre: si en el momento del accidente se comprueba que el conductor conducía bajo los efectos del alcohol (con una tasa por encima de la que permite la ley) o se demuestra mediante un test de drogas que había ingerido algún tipo de sustancia psicotrópica, la aseguradora no se hará cargo de los costes del accidente y de la reparación del vehículo. 
 
Participar en carreras ilegales: otras de las situaciones en las que perderás el derecho a la cobertura del seguro de tu coche es si el siniestro o accidente ocurre mientras se participa en carreras ilegales o apuestas callejeras de velocidad. 
 
Circular sin el carnet apropiado o caducado: portar la identificación y el permiso adecuado para conducir es una obligación individual de cada conductor. Esta documentación, además, tiene que estar vigente para poder circular; de no ser así, en caso de un accidente, atropellamiento o siniestro, el seguro se desentenderá de los daños ocasionados. También perderás el derecho a cobertura si, en el momento del accidente, conducías sin carnet por haberte sido retirado o anulado por sanción administrativa, que es lo que ocurre cuando se pierden todos los puntos. 
 
Desastres naturales: si el accidente se produce a causa de un fenómeno natural como un terremoto, huracán, riada, inundación o afines, las reparaciones tendrán que ser evaluadas y reparadas por el Consorcio de Compensación de Seguros, que será la institución encargada de asumir, incluso, la indemnización en caso del siniestro total.   
 
Daños hechos intencionalmente: otra de las situaciones que eliminan directamente el derecho de cobertura del seguro de coche es que, los daños que haya sufrido el vehículo, hayan sido causados intencionalmente: golpes, cristales rotos, sistema mecánico deficiente, choques… La única situación en la que el seguro se hará cargo es si estos daños fueron causados para evitar un daño mayor, por ejemplo, haber chocado con una valla para evitar un atropello. 
 
También existen todo tipo de circunstancias fortuitas en las que el seguro de coche no se hace cargo de los daños ocasionados: accidentes en contra de familiares o causados por hijos de menos de 25 años que no estén incluidos en la póliza o robos causados por descuidos (haberse dejado las llaves dentro, por ejemplo).