seguros obligatorios hipoteva

 

20/09/2019. Recurrir a una hipoteca es, para mucho, la única opción viable para poder adquirir una vivienda propia. Es un proceso que puede llegar a ser complicado de entender y al solicitar una, cada banco se reserva el derecho de decidir qué vinculación exigen. Además del seguro de hogar, hay otras de las pólizas que pueden ser demandadas como requisito para la hipoteca, como el seguro de vida, el seguro de coche, el seguro de saludo un seguro de protección de pagos.

 

Lo primero que debes saber al solicitar una hipoteca es que, por ley, es necesario contratar un seguro que cubra incendios o daños de propiedad por el monto total que cueste reconstruir la vivienda en caso de siniestro. Lo más probable es que el banco te ofrezca su póliza propia, pero no es obligatorio contratarlo con ellos. De hecho, la ley hipotecaria renovada (en vigor desde el 16 de junio de 2019), especifica justamente que podemos contratar el seguro con cualquier compañía alterna sin que eso empeore las condiciones para adquirir la hipoteca. 
 
Lo que sí pueden hacer amparados por esta ley, es exigirnos el seguro de hogar con cobertura mínima por daños, así como pueden exigir una póliza que sirva de garantía del cumplimiento del pago de las cuotas de la hipoteca, por ejemplo, un seguro de vida o de protección de pagos. 
 
Por otro lado, ese seguro de hogar que contrates como requisito para la concesión de la hipoteca, debe llevar un anexo llamado ‘subrogación de derechos’, o cláusula de acreedores hipotecarios, que tendrá que llevar la póliza de seguro y que certifica como único beneficiario de la cobertura del seguro a la entidad que concede la hipoteca. En caso de que anuláramos la póliza, la compañía de seguros se lo notificará directamente al banco, que nos llamará para exigirnos una nueva póliza que cubra la vivienda, conforme lo exigido por la ley. 
 
 
Subrogación de derechos mediante el seguro de comunidad
 
Si el edificio donde está ubicada la vivienda ya tiene un seguro de comunidad que lo cubra, por defecto también cubre las paredes de nuestra vivienda y el continente de la vivienda estaría cubierto por este seguro colectivo. Realizar la subrogación de derechos mediante el seguro de comunidad puede ser una opción viable, siempre que la compañía aseguradora ofrezca esta posibilidad. Sin embargo, la recomendación general es no prescindir del seguro de hogar, pues más allá de cumplir con la ley, sirve como salvaguarda de tu inversión. 
 

¿Qué otros seguros pueden resultar vinculantes a la hipoteca?

Seguro de vida: aunque a primera vista pueda no tener mucha relación, los seguros de vida que van ligados a una hipoteca cubren el valor de la deuda en caso de fallecimiento de invalidez e incapacidad permanente del titular. 
 
Seguro de protección de pagos: aunque es uno de los seguros más caros, tiene la ventaja de cubrir el abono de las mensualidades de la hipoteca en caso de invalidez temporal o desempleo del titular.