¿En qué situaciones me pueden dar una invalidez absoluta?

13/04/2021

A diferencia de la Incapacidad Permanente Total que inhabilita al trabajador para llevar a cabo las principales labores de su profesión pero, que le permite dedicarse a otra distinta, la Incapacidad Permanente Absoluta invalida por completo al empleado para cualquier oficio o profesión.

Lo que sí tienen ambas en común es que cualquiera de las dos puede clasificarse como gran invalidez siempre y cuando, además de las pérdidas anatómicas o funcionales, el trabajador llegue a precisar asistencia de otra persona para llevar a cabo actividades esenciales del día a día.

A esta prestación que reconoce una pensión del 100% de la base reguladora puede acceder cualquier persona incluida en el Régimen General, declarada en situación de incapacidad permanente absoluta indistintamente de la contingencia que haya dado origen a la invalidez. Eso sí, es obligatorio cumplir con los siguientes requisitos:

  • No haber alcanzado la edad de jubilación o no reunir los requisitos que exige la ley para beneficiarse de la pensión de jubilación contributiva, siempre que la incapacidad derive de contingencias comunes.
  • La persona debe estar afiliada y en situación de alta, asimilada a la de alta o en posición de no alta. Si la incapacidad laboral ha sido producto de un accidente de trabajo o enfermedad profesional, se considera que el trabajador está dado de alta y, por ende, tiene derecho a la prestación, aunque el empresario no haya cumplido con sus deberes legales. Cabe mencionar que, con independencia de esta condición, la persona puede beneficiarse del derecho a la prestación siempre que pueda acreditar quince años de cotización en total de los cuales tres se hayan cotizado en los últimos diez años.
  • Tener cubierto un período mínimo de cotización si la incapacidad permanente deriva de una enfermedad común o de un accidente no laboral y el afectado no se encuentra en situación de alta ni asimilada.
dar invalidez absoluta
  • Algunas situaciones llegan a nuestras vidas de manera inesperada. Un día gozamos de buena salud y de un momento a otro, un accidente o enfermedad nos quita la posibilidad de trabajar y seguir siendo el sustento de nuestra familia. Desde luego, una actitud positiva nos permitirá disfrutar de la vida, no obstante, ser precavidos y pensar en los nuestros siempre es lo más conveniente.
  •  
  • Para ello, existen los seguros de vida. Son productos destinados a proteger el futuro de los que más queremos en caso de fallecimiento o invalidez. Así pues, garantizamos que, por un período de tiempo determinado, nuestros seres queridos no tendrán que preocuparse de nada o al menos no de los asuntos económicos.
  •  
  • Aunque los seguros de vida contemplan situaciones de incapacidad total o absoluta, no todas las modalidades de pólizas cubren estos tipos de contingencias. Así pues, mientras que un seguro de vida todo riesgo incluye dentro de sus coberturas la invalidez permanente absoluta, una póliza básica no.
  •  
  • En caso de que la cobertura esté incluida dentro de las condiciones de la póliza de vida suscrita, la compañía aseguradora adelantará al cliente todo o parte del capital asegurado e inicialmente destinado a la indemnización por fallecimiento.
  •  
  • Desde Allianz te aconsejamos repasar con detenimiento las condiciones del contrato para saber exactamente qué cubre nuestro seguro de vida y cuáles son sus límites.

La solicitud se hace ante el INSS quien realizará de oficio cuantas actuaciones considere necesarias para determinar el grado de incapacidad. Para ello, requerirá una serie de documentación y pruebas médicas.

Posteriormente, será un médico facultativo del equipo de valoración de incapacidades quien elaborará un informe médico basado en las pruebas médicas aportadas. De manera simultánea, la Dirección Provincial del INSS elaborará un informe de los antecedentes profesionales del trabajador. Finalmente, se analizarán todos los informes y se emitirá una propuesta de resolución.

#coberturas #segurovida #segurodevida #mejorsegurodevida
elegir seguro de vida
Dejar a nuestra familia desprotegida es una de las cuestiones que a menudo más nos preocupa. Por esa y otras razones, decidimos blindar el futuro de nuestros seres queridos y contratar el seguro de vida que necesitas. Ahora bien, no se trata de una elección a la ligera. En primer lugar, porque contratar una póliza de este tipo (como ocurre con el resto) requiere que nos impliquemos al 100%. Es decir, que seamos muy conscientes de cuál es nuestro objetivo y hasta dónde queremos llegar a cubrir las necesidades de nuestros familiares en caso de fallecimiento. Puesto que sabemos que no es correcto lanzarse a contratar la primera póliza que nos ofrezcan, hemos recopilado cinco recomendaciones básicas que te facilitarán la elección del seguro que mejor se adapte a tus necesidades y a las de tu familia.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.