Abrir mi negocio online

 

19/03/2019. Aunque emprender en internet hoy en día está al alcance de cualquier persona que tenga un ordenador y acceso a la red, no significa que sea fácil ni que haya una fórmula a seguir para lograr el éxito en poco tiempo. Se sabe que el camino del emprendedor está formado de piedras más que cualquier otro y que se esperan varios fracasos antes de lograr el éxito, justamente porque este depende de muchos factores, entre ellos nuestra creatividad. Hoy en la sección de negocios hablamos un poco sobre cómo empezar un negocio online y hacemos una guía completa para que des los primeros pasos en este fascinante mundo del emprendimiento.

 

Como toda guía que se precie, vamos a organizarnos por pasos, de manera que al final nos quede una estructura lineal con la cual poner en marcha un plan de acción. Esto es importante si no tienes experiencia en el área de los negocios online o si es la primera vez que vas a dirigir el tuyo propio puesto que, aunque sea online, requiere de un estudio de mercado como en un negocio habitual, encontrar un modelo de negocio adecuado y  buscar y encontrar proveedores o mano de obra que desarrollen tu producto, entre otros detalles de la cadena de producción. 

Los negocios físicos suelen disponer de un seguro de negocio con coberturas amplias que respalden el contenido y el continente en caso de robo, siniestro o cualquier incidente. Es importante que también te plantees buscar una póliza adecuada a tu negocio que, aunque no tenga sede física, sí requerirá de gastos e inversiones varias como pagar un dominio, un servidor para montar la web y un sistema de shopping que permita vender y recibir pedidos, como mínimo. 

 

Invierte en algo que te guste y que conozcas

Esto es importante sobre todo a la hora de desarrollar ideas que puedan ser rentables en internet; el emprendimiento es una carrera de largo alcance en la que lo importante es la constancia. Por eso te recomendamos apostar por ideas que te gusten, que sepas hacer y que, además, tenga un público potencialmente amplio que sustente con sus compras el desarrollo de tus productos. 

 

Encuentra la idea de negocio

Una vez revisado el paso anterior, debemos identificar la idea general del negocio que queremos montar. ¿Queremos vender la ropa que hacemos nosotros mismos? ¿Queremos vender libros que imprimimos y encuadernamos de manera artesanal? ¿Queremos vender plantas y servicios de jardinería? Las mejores ideas de negocio vienen de quejas desatendidas y los buenos empresarios saben que donde hay una queja hay una oportunidad de crear un producto o servicio y rentabilizarlo. 

 

Análisis DAFO

El primer paso y el más básico. Evaluar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tu idea o proyecto permitirá analizar mejor los agentes internos y externos que van a influir en el resultado a la hora de emprender. En este primer paso podrás identificar situaciones como la demanda de productos como el tuyo, las oportunidades de mercado o lo que están haciendo tus competidores. 

 

Pon a prueba tu idea de negocio 

Cuando hayas identificado la idea de negocio por la que quieres apostar, debes proceder a validar esa idea con un estudio de mercado low cost, mediante algunos servicios ofrecidos por las redes sociales como Facebook Ads, o incluso mediante Google Trends. De esta manera, podemos ir definiendo las pautas necesarias para perfilar el desarrollo de nuestra idea hasta convertirla en un modelo de negocio rentable.  

 

Aprende lo que necesites aprender

Con esto no estamos sugiriendo que lo debas hacer todo por tu cuenta, ni que debas manejar todas las herramientas necesarias para fundar y hacer funcionar un negocio online. El trabajo en equipo es parte importante del éxito de cualquier proyecto, pero cuando tu negocio tiene una página web como soporte principal, es bueno manejar un poco de HTML, CSS y WordPress, al menos en su mínima expresión, para tener control sobre los problemas que puedan surgir, aunque no tengas los conocimientos plenos para poder solucionarlos.   

 

Encuentra tu valor añadido (o créalo)

A menos que estés inventando un nuevo producto revolucionario nunca antes visto, lo más probable es que tu proyecto forme parte de un campo donde compiten proyectos o productos parecidos que tienen ya su público y su terreno ganado. Es importante encontrar un valor añadido a lo que vayas a ofrecer, por mínimo que parezca. Por ejemplo, la editorial española Jekyll and Jill acostumbra a poner a sus libros algún detalle que tenga que ver con la trama contada, como hicieron con el poemario de Gemma Pellicer, ‘Maleza Viva’, en el que incluyeron un par de semillas para sembrar. Este detalle los diferencia del mar de editoriales que abundan y refuerza el engagement de sus lectores. 

 

Consigue la financiación

Aunque se trate de un negocio online, necesitas dinero para pagar todo lo referente a la página web y a la tienda, para crear o comprar tus productos, para mejorar el servicio mediante pruebas o personal humano, para desarrollar una imagen y una estrategia digital que permita un alcance amplio que se traduzca en ganancias. Una vez hayas cumplido todos los pasos anteriores, estás listo para buscar el dinero necesario y hacer de tu proyecto una realidad.