07/03/2018. En ocasiones llegan a nuestra casa plagas indeseadas de insectos. Las termitas además de invadir tu hogar también pueden causar daños en tus bienes. Descubre cómo Allianz te ayuda en esta situación

 

Las termitas son una plaga destructiva con la que hay que tener especial atención, pues si la dejamos avanzar, puede causar graves estragos en la estructura de nuestra casa. Si detectas rastros de esta plaga en tu hogar, es importante no entrar en pánico y actuar lo antes posible para detenerlas. 

 

Las termitas, científicamente conocidas como isópteros, son insectos que se alimentan de la celulosa contenida en la madera y de sus materiales derivados. De tamaño muy pequeño, actúan en colonia y hacen un ruido muy particular cuando están en acción; de hecho, basta con que acerques tu oído a alguna pared donde tengas sospechas de su presencia para sentir una leve vibración, producto de chocar sus cabezas contra la madera para avisarle al resto cuando hay algún peligro cerca. Si crees que en tu casa puedes estar teniendo una plaga de estas, asesórate sobre las formas de apoyo que te ofrece tu seguro de hogar Allianz.

 

Aunque son sumamente destructivas cuando se trata de corroer elementos de un hogar, las termitas son seres sumamente inteligentes y sensibles a los ruidos; pueden detectar sonidos con sus antenas e incluso hay científicos que aseguran que pueden detectar el tamaño de una pieza de madera mediante vibraciones con las que logran medirla desde el interior. Sin embargo, por sus hábitos alimenticios, los suelos de madera son uno de sus ambientes predilectos para desarrollarse, aunque también pueden entrar a tu casa mediante los agujeros de las líneas eléctricas o mediante las vías de plomerías. Lo cierto es que son más propensas a aparecer en climas tropicales o en ambientes húmedos, por lo que el paisajismo es una buena manera de mantener tu casa a salvo. 

 

Hay dos tipos de termitas: las subterráneas, que viven en la tierra húmeda y no se dejan ver, son las más dañinas porque utilizan túneles para excavar la tierra y causar daños internos en la madera de tu casa sin que puedas notarlo. Las otras, son las termitas de madera, probablemente las más conocidas porque a nivel visual dejan una especie de huella en forma de serrín y agujeros en la madera a su paso. Éstas también causan estragos importantes de no ser detenidas a tiempo, pero al ser visibles permiten una acción rápida y consciente para eliminarlas. 

 

¿Qué hacer para erradicar las termitas?

Existen algunos métodos caseros que podemos utilizar y de los que ya hablaremos, pero lo más recomendable es ponerte en contacto con una empresa o especialista en control de plagas, para que atienda tu problema con las sustancias o métodos necesarios, de manera que estés seguro de que tu casa ha quedado desinfectada. Además de los químicos a utilizar, el éxito de un proceso de fumigación contra termitas, reside más que nada en las condiciones del terreno, el tipo de edificación y los materiales con los que está construida la casa. 

 

Existen algunos remedios caseros para intentar poner freno a esta problemática, sin embargo, desde Allianz te recomendamos que siempre cuentes con el asesoramiento de un profesional o con la ayuda de un experto en plagas.