errores financieros emprendedores

 

12/09/2019. Lograr la mayor cantidad de ganancias haciendo el menor esfuerzo posible es la base de la libertad financiera y de eso tratan los ingresos pasivos. Los emprendedores los persiguen para apostar por otra entrada de dinero mensual, pero suele representar un desafío que no todos saben afrontar. Hoy en nuestra sección de negocios explicamos algunas ideas que puedes poner en práctica para aumentar tus ingresos y sacar provecho a todos tus talentos.

 

Arriesgarse económicamente para desarrollar una idea hasta convertirla en un negocio rentable es una apuesta valiente hacia la independencia financiera, llena de aciertos y errores de los que se aprende para mejorar en el futuro. Hoy queremos hablar justamente de esos errores básicos que se cometen a la hora de constituir una empresa, por más pequeña que sea, y que podrían echar por tierra tu esfuerzo y potencial éxito.
 
 

7 errores financieros de algunos emprendedores

1. Asociarte por miedo a lanzarte en solitario: son muchas las razones por las que las sociedades resultan beneficiosas a la hora de empezar un proyecto empresarial, pero si una de ellas es el miedo a lanzarte por tu cuenta, desde ya te recomendamos que lo pienses dos veces. Muchos de los problemas habituales entre socios se deben a la falta de respeto y autoridad entre ambas partes, así que te invitamos a que medites esta decisión antes de involucrar a alguien más.
 
2. No establecer un plan de negocios claro: todas las ideas necesitan de un plan de acción claro que las lleve de meras promesas a realidades. En cada emprendimiento es válido asumir cualquier riesgo menos el de la improvisación, pues suele salirnos mucho más caro que invertir desde el principio en un plan de negocios definido. 
 
3. Querer empezar con más lujos de los que es posible costear: pagar por espacios más grandes de lo necesario, pagar alquileres caros en ciertas zonas exclusivas de la ciudad o descartar alternativas más baratas como los espacios de coworking, pueden jugar en contra a la hora de manejar el capital inicial con el que se cuenta. 
 
4. No separar las finanzas personales de las empresariales: es un error muy común entre quienes son dueños de negocios el sacar dinero de la caja para cubrir gastos personales que no quedan registrados en los libros de contabilidad ni formen parte del presupuesto de la empresa. Esto complica la tarea de llevar las cuentas claras al final del mes y, eventualmente, llevar a un descalabro de capital que puede poner en riesgo todo el proyecto. 
 
5. No asignarte un sueldo: esta es una de las causas de que las finanzas personales y comerciales se mezclen. Dentro del presupuesto debe ir contemplado tu sueldo mensual, pues eres uno más de los empleados que conforman tu plantilla. 
 
6. Subestimar la importancia del SEO: una empresa que no aparece en Google es una empresa prácticamente inexistente, por lo que es imprescindible que no descuides este aspecto. 
 
7. No proteger su negocio: dependiendo del tipo de negocio que manejes, existen diferentes maneras de proteger tu capital humano y material. Contratar un seguro para negocios, pagar servicios de almacenamiento digital para tener respaldo de tu archivo o instalar un sistema de seguridad que te permita vigilarlo remotamente son algunas de las ideas que te proponemos.