gestion-inventario-allianz

 

05/10/2018. El control de inventario es uno de los aspectos más necesarios para monitorizar la cantidad de productos que vendes, los volúmenes de reposición y las tendencias de consumo de tus clientes. En últimas, el inventario es un elemento fundamental para el desarrollo de grandes, medianas y pequeñas empresas, así como para el correcto funcionamiento de la misma.

 

Tener un inventario actualizado es tan importante para el buen funcionamiento de tu negocio como lo es el seguro que contrates para proteger la empresa de cualquier accidente. Cuando no tienes un inventario al día, el proceso de ventas se dificulta, lo que puede traducirse en clientes disconformes, pedidos atrasados o desabastecimiento de productos. Este desorden puede pasar factura al afectar los principales objetivos de tu empresa, que es finalmente obtener ganancias y utilidades. 
 
Un inventario completo incluye elementos de materia prima, productos en proceso y productos terminados, así como toda la mercancía que está a la venta y los productos de reposición que se usan para la manufacturación. En resumen, el inventario controla el capital material de la empresa, sobre todo si su principal entrada de dinero es la venta de productos. 
 
 

Problemas derivados de un inventario desactualizado

Algunas de las consecuencias de no tener un inventario al día son: 
 
1. Información insuficiente sobre el estado de tu mercancía: el inventario es el que permite llevar el registro de lo que tienes y lo que te falta, datos importantes para la toma de decisiones financieras y de gran impacto para el balance de tu empresa. 
 
 
2. Tener exceso de productos: no actualizar los registros de existencia puede causar exceso de productos de temporada que queden inservibles con el cambio de estación, o volver a pedir productos que no se hayan vendido tan bien, lo que causaría un exceso de stock y te obligaría a vender a menos precio para evitar pérdidas más grandes. 
 
 
3. Aumento de robos: al igual que antes, si no mantienes el registro de productos en exposición y almacén es complicado controlar los llamados ‘robos hormiga’, que son aquellos perpetrados por los mismos empleados o por personas ajenas al negocio. 

 

 
Otras consideraciones
 
El proceso de hacer un inventario puede resultar una tarea engorrosa, sobre todo cuando tu empresa está en crecimiento, pues nos enfocamos tanto en las funciones operativas que podemos dejar de lado las estratégicas. Sin embargo, no tiene por qué ser un dolor de cabeza tan grande si echamos mano de un software especializado para estas tareas, que además te permite llevar el registro al día en tiempo real y con acceso al personal encargado de su monitorización.