Consejos para proteger tu coche del granizo

27/10/2020

El granizo es una de las mayores amenazas para la salud de nuestro coche,. Esto se debe a la fuerza con la que golpea y, en la mayoría de los casos, los numerosos daños que puede ocasionar si no se toman las medidas de precaución adecuadas. 


Por lo general, el clima durante el otoño y el invierno es frío, pero dependiendo del lugar o de lo mucho que bajen las temperaturas, las precipitaciones pasan de ser de agua líquida a caer en forma de nieve o incluso, de granizo (comunmente llamado también pedrisco, pedreá o piedra en función de la zona geográfica). Este último, aunque es muy vulnerable al sol y se derrite más rápido que la nieve acumulada, suele ser la pesadilla de muchos, por los daños que puede causar en nuestros vehículos o viviendas


Estas pequeñas piedras de hielo pueden ponernos en aprietos si nos cogen desprevenidos en la vía pública y causarnos daños que, aunque puedan estar respaldados por tu seguro de coche, o el seguro para viviendas sería más conveniente evitarlos.

Proteger tu coche del granizo

Aunque no existe una manera completamente efectiva de hacerlo, sí hay ciertos consejos básicos que pueden evitarnos muchos dolores de cabeza:

Lo primordial es comprobar el tiempo meteorológico antes de salir de casa, de manera que podamos calcular si podremos volver sin quedar atrapados en medio de una caída intensa de granizoCabe destacar que el granizo no siempre es tan perjudicial; una granizada leve es apenas un poco más fuerte que una lluvia intensa, por lo que puedes llegar a tu destino sin mayores preocupaciones. Pero si lo que se avecina es una tormenta, es preferible que te planifiques o busques otra forma de desplazamiento, con el fin de proteger la integridad de tu coche. 


La segunda recomendación es siempre buscar un espacio cubierto para tu coche en días de granizo, de manera que puedas resguardarlo mientras no lo estás usando. Como esto no siempre es posible, te recomendamos comprar una funda gruesa especial para coches, de esta forma podrás cubrirlo y aislar la chapa del automóvil lo máximo posible de la caída de hielo. Recuerda que el granizo es más dañino que la lluvia intensa, ya que causa daños con el propio impacto y al derretirse puede causar manchas en la pintura, por eso es tan importante el uso de este tipo de fundas.


Si finalmente, el granizo o el pedristo te alcanzan mientras estas circulando, lo mejor que puedes hacer, es intentar buscar un refugio para tu vehículo. Puedes intentar parar en un área de servicio que tenga parkings con techo, entrar en el aparcamiento de un centro comercial, o buscar refugio debajo de una arboleda por ejemplo, para intentar que la vegetación pare, en parte, el impacto que pueda producir la caída de granizo. Intenta quedarte resguardado hasta que el temporal amaine o disminuya de intensidad.

 

Ten mucho cuidado al salir de nuevo a la circulación ya que el hielo puede haberse derretido y haber dejado la calzada extremadamente deslizante. Pon en práctica todas las precauciones y si tienes algún percance en la carretera, recuerda que siempre puedes contar con tu seguro Allianz Auto Plus.

Con la llegada del invierno, se hace necesario coger la pala y la escobilla para rescatar nuestro coche de los kilos de arena blanca que alcanzan a caerle mientras lo tenemos estacionado