sintomas infarto

 

14/10/2019. En España, las enfermedades cardiovasculares causan el 31.2% de muertes anuales, de las cuales la mitad son causadas por infartos de miocardio. Según la Fundación Española del Corazón, esta es la principal causa de muerte entre hombres y mujeres en todo el mundo, lo que pone el foco en la salud coronaria y en cómo podemos actuar en caso de notar los síntomas de un infarto. Primer consejo: mantén siempre cerca el número de contacto de tu seguro de salud.

 

Cuando las arterias coronarias se obstruyen, se producen los famosos ataques al corazón, pues el riego sanguíneo resulta insuficiente. Los infartos pueden causar una muerte súbita, aunque los paros cardíacos sí pueden revertirse, sobre todo si logramos identificar los síntomas y tomar las medidas adecuadas para ganar tiempo y lograr llegar a un centro de salud. Aproximadamente la mitad de los pacientes que sufren un infarto presentan síntomas previos que hacen suponer lo que ha de venir; síntomas que se dan de manera gradual y que vale la pena conocer para evitar que el infarto provoque daños irreparables en nuestra salud. 
 
El 75% de las muertes por infarto ocurren en la primera hora después de darnos cuenta de que algo no marcha bien. Sin embargo, si logramos llegar al hospital a tiempo, dentro de esa hora, tenemos un 95% de posibilidades de superarlo y sobrevivir. A continuación mencionamos algunas de las señales que indican que puedes estar sufriendo un infarto: 
 
Fatiga y dificultad para respirar: la disnea es uno de los síntomas más frecuentes entre personas que sufren de infartos, especialmente en mujeres, y puede empezar a manifestarse meses antes de que suframos finalmente el ataque al corazón. La disnea suele venir acompañada de una fatiga difícil de controlar y aunque es un síntoma poco asociado a un paro cardíaco, lo mejor es que vayamos al médico lo antes posible. 
 
Sudoración excesiva sin justificación: este es otro de los síntomas más frecuentes que aparecen días antes de que finalmente suframos el infarto. Sudar más de lo normal, especialmente en situaciones en las que no deberíamos sufrir de calor, puede indicar que nuestro corazón tiene problemas. Si notamos sudores fríos o la piel húmeda por el sudor, lo aconsejable es ir al médico lo antes posible para descartar problemas cardiacos. 
 
Dolor en el pecho: aunque no todos los infartos vienen precedidos de dolores torácicos, sí pueden ocurrir tras notar una presión intensa en el pecho que puede extenderse por la espalda, los brazos y los hombros, especialmente los del lado izquierdo del cuerpo. Esta presión suele durar unos 15 minutos aproximadamente y aunque vaya y venga, es un anuncio de que el infarto llegará pronto. 
 
 

¿Qué hago si siento alguno de estos síntomas?

Si notamos algunos de estos síntomas (o todos), es importante que acudamos inmediatamente al servicio de urgencias de tu seguro médico o que llamemos al 112 en caso de que los dolores sean muy fuertes y no podamos movernos. La rapidez es vital y puede salvarte la vida, tal como reconocen los cardiólogos, que afirman que el 95% de las personas que mueren por infartos lo hacen por no acudir a tiempo a un centro de salud.