23/02/2018. Viajar suele ser un una actividad que gusta a todo el mundo,  escapadas cortas, recorrer capitales o turismo rural. Si lo haces junto a una persona mayor, te damos algunos consejos

 

A veces nos cohibimos un poco al plantearnos viajes largos con nuestros padres o abuelos por miedo a que les pueda ocurrir algo durante el trayecto. Sin embargo, podrás viajar con ellos siguiendo ciertas recomendaciones y precauciones médicas, que tendrás opción de resolver con tu seguro de salud Allianz.

 

Los aeropuertos y las aerolíneas prestan bastante apoyo durante el embarque de personas mayores. Si realizas un poco de investigación, seguro que también podrás encontrar servicios de asistencia en tu aeropuerto de destino. La edad no tiene por qué ser un impedimento para disfrutar de unas buenas vacaciones en familia. Sin embargo, sí hay varios aspectos a tener en cuenta para que tu viaje sea tranquilo y evitar sustos innecesarios.

 

Qué tener en cuenta si viajas con una persona mayor:

Hacer una revisión médica

Es lo más recomendable, sobre todo para personas con afecciones cardíacas. Es importante avisar a los doctores del viaje que se va a hacer, de las condiciones del mismo, el lugar de destino y las actividades que se llevarán a cabo. Junto a esto, preguntar todas las dudas que se tengan y seguir las instrucciones médicas en cuanto a medicamentos o recomendaciones. En caso de necesitarlo, tu médico de cabecera puede elaborar un informe sobre la salud de tu familiar para que, en caso de alguna emergencia, la atención médica llegue mucho más rápido.

 

No viajes sin seguro de viaje

Este es un consejo para jóvenes, adultos y mayores. Viajar sin seguro de salud puede implicar altas facturas médicas en caso de algún accidente o afección de salud en el extranjero. Nunca está de más y aunque hasta ahora nunca te haya ocurrido nada durante un viaje, es mejor contar con uno.

 

Investiga el grado de accesibilidad de tu destino

Investigar previamente el grado de accesibilidad de los lugares que visitareis, es fundamental para hacerle el viaje más cómodo a personas mayores. Buscar hoteles con ascensores o con pocas escaleras, e identificar el grado de accesibilidad de los lugares turísticos que pensamos visitar, será mucho más cómodo para todos.

 

Ten en cuenta el clima y las condiciones sanitarias

Este es uno de los aspectos más importantes a la hora de viajar con personas mayores., ya que son los que suelen tener más dificultades para adaptarse a la altura o al calor excesivo. Por eso es importante que mires con antelación el clima que hará en tu destino durante el tiempo que estarán allí: si lloverá, si hará demasiado frío, si hará demasiado calor e incluso si hará demasiado viento. Saber esto te será útil a la hora de preparar un equipaje completo y que te ayude a paliar cada situación.

 

Invierte las reglas

Aunque estas sean recomendaciones para emprender un viaje ya planificado, otra manera de hacerlo es elegir el destino en función de estas recomendaciones. Es mejor llevar a nuestros familiares mayores a climas cálidos, por ejemplo, que someterlos a las temperaturas de la montaña en invierno. Además, a la hora de planificar un recorrido por varias zonas, procura elegir una ruta que tenga un clima constante para evitar exponerlos a cambios bruscos.  De esta forma podemos prevenir imprevistos por no haber puesto suficiente atención a estos aspectos antes de emprender el viaje.