07/03/2018. Cambiar la titularidad de tu moto no es un trámite con el que solamos estar familiarizado. En Allianz queremos ayudarte a hacer este proceso lo más fácil posible. ¡Sigue nuestros consejos!

 

Las motos son uno de los medios de transporte favoritos en las grandes ciudades y su compra y venta es una transacción habitual que conlleva, entre otras cosas, el cambio de titularidad. ¿Qué debo hacer? ¿Cómo debo hacerlo? 

 

Independientemente de si eres el vendedor o el comprador, el cambio de titularidad es necesario cuando la moto va a cambiar de dueño (incluso si es heredada). Aquí te explicamos a dónde ir y qué hacer para que quedes registrado como nuevo dueño de tu moto.

 

Si eres tú quien compra la moto

Lo primero que debes hacer es inscribirla a tu nombre en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico; este es el primer paso para que a nivel legal, la moto sea tuya. Sin embargo, el proceso varía ligeramente dependiendo de a quién se la hayas comprado. Usualmente, los concesionarios se encargan de toda la gestión y son ellos mismos los que te entregarán el permiso de circulación y la Tarjeta de la Inspección Técnica del Vehículo. 

 

Si por el contrario, la compra ha sido con un particular, necesitas el contrato de compraventa (o una copia), una copia de del DNI de la persona que te la ha vendido, una solicitud de cambio de titularidad firmada por ambas partes y la documentación vigente de la moto (permiso de circulación, impuesto municipal al día y tarjeta ITV). En cualquier de los dos casos, Allianz te ofrece seguros de motos con las mejores condiciones del mercado y con asesoría constante de parte de nuestros agentes. 

 

En caso de tener que hacerlo tú, deberás pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y después, dirigirte a la jefatura de tráfico de tu barrio, del barrio del vendedor o de la provincia donde está matriculada la moto para abona las tasas. Por último, presenta los comprobantes de los pagos y  el impreso de la solicitud de cambio de titularidad. 

 

Si eres tú quien vende la moto

Generalmente, es el comprador el que hace los trámites. Pero tú, como vendedor, debes firmar algunos documentos e informarle de todos los detalles del vehículo y de los documentos que debe tener en cuenta para gestionar el cambio de titularidad. Es importante que no entregues la moto al nuevo dueño hasta tener el contrato de compraventa formalizado. En cualquier caso, deberéis indicar la hora de entrega, ya que, hasta que no se haga efectivo el cambio de titularidad, las multas te seguirán llegando a ti por ser el propietario legal. 

 

Asimismo es recomendable establecer un plazo de quince o veinte días para que el nuevo propietario te notifique que el cambio de titularidad se ha hecho efectivo. De lo contrario, es necesario que vayas a la Jefatura de Tráfico para notificar la venta del vehículo. Recuerda que de no hacerse el cambio de titularidad, seguirás siendo el responsable de accidentes y multas.