13/02/2018. Estar preparado en tus viajes en moto es una clave importante para disfrutar plenamente de ellos, por eso, te damos las claves para llevar el mejor equipaje cuando te plantees hacer un viaje largo en moto. Sé un auténtico aventurero con estos consejos.

 

Las personas que suelen viajar en moto afirman que la vida cabe en las tres maletas que puedes montar en ellas, lo cual representa una filosofía minimalista interesante pero no del todo práctica. No todos los viajes son iguales y no todo se puede cubrir con lo que nos cabe en ese espacio; por ello intentaremos hacer el ejercicio de imaginar qué nos podemos llevar para nuestra próxima ruta y qué podemos dejar en casa sin miedo a arrepentirnos. 

 

Lo primero a valorar es el tiempo que vamos a estar fuera y los lugares por los que hemos de pasar. Naturalmente necesitaremos más o menos ropa si nos vamos por diez días al desierto que si nos vamos a recorrer Europa del Norte en invierno, pero hay ciertas prendas de vestir que son imprescindibles y de esas nos ocuparemos aquí. 

 

Durante el viaje llevaremos puesto el traje de moto todo el tiempo, con lo que bastan un par de vaqueros resistentes y unas zapatillas unicolor cómodas como ropa de viaje. Adicionalmente puedes llevar de 5 a 6 camisetas (más o menos una por día) teniendo en cuenta que durante los días de descanso puedes aprovechar y lavar las que vayas acumulando, al igual que la ropa interior y los vaqueros. Hay viajeros que prefieren llevar camisetas de propaganda que puedan ir tirando luego de ser usadas, pero esto es poco práctico porque implica llevar más ropa para poder cubrir tus días de viaje. 

 

Volviendo a las zapatillas, puedes llevar un solo par para todo el viaje, aunque dependiendo de los lugares a los que vayas y los días que vayas a invertir en el viaje, quizá lo recomendable sea que lleves unas botas adicionales. En cuanto a los calcetines, puedes llevar la misma cantidad que de ropa interior (un par por día). 

 

¿Qué más debería llevar?

Una toalla, tus productos personales de aseo y demás accesorios propios de la moto: guantes, gafas de sol, gorros para el frío, gorras y protección solar. Tampoco hay que olvidar que la moto viaja con nosotros así que no querrás viajar sin herramientas, al menos sin las más básicas: un juego de llaves estándar, bridas de plástico, un poco de pegamento y el kit de reparación para pinchazos (que es quizá el accidente más común que se suele tener en la vía) pueden ayudarte a afrontar imprevistos.

También es necesario llevar aceite y repuestos de aquellos elementos que pueden caerse por fuertes movimientos durante el viaje, como las manetas de freno o el embrague. 

 

Tres consejos para organizar el equipaje

- No guardes la ropa una encima de otra ni la dobles como la doblarías para guardarla en tu armario; mejor enróllala todas tus prendas y guárdalas una al lado de la otra. De esta manera ahorrarás mucho más espacio y aprovecharás todos los rincones de la maleta.

- Utiliza las maletas laterales para guardar la ropa; son más prácticas porque  no tienes que desmontarlas cada vez que pares para sacar algo. 

- Lo más probable es que no necesites las herramientas, así que pueden ir perfectamente en el fondo de la maleta, debajo de todo lo demás. De esta manera ocuparán el menor espacio posible y no te estorbarán durante el viaje.