hacer una segmentación de mercado

 

19/04/2019. Si trabajas en el mundo empresarial, es posible que la expresión 'segmentación del mercado' te suene familiar, pues es el punto de partida de cualquier campaña a desarrollar. La segmentación del mercado busca dividir al mercado y agrupar a los consumidores por características, necesidades o preferencias. Aunque esto deba ser realizado por profesionales, en este artículo te contamos un poco sobre esta práctica.

 

Uno de los principales trabajos de los expertos en marketing tradicional y digital es la segmentación del mercado, la principal herramienta para poder edificar una estrategia de venta efectiva que pueda ejecutarse en campañas dirigidas al público que nos interesa cubrir. La segmentación consiste en dividir el mercado total que existe para un determinado producto o servicio en diferentes submercados homogéneos en los que se encuentren consumidores con características en común. 
 
El objetivo de esta práctica es identificar los mercados que nos interesa abarcar y desarrollar diferentes salidas para nuestro producto o servicio, pues resulta imposible adaptarlos de acuerdo a cada tipo de consumidor. 
 
 

¿Por qué es importante? 

Facilidad de análisis: cuando segmentamos el mercado, nos es más fácil conocer las necesidades específicas de cada una de las fracciones del mercado y esbozar, a partir de allí, los análisis necesarios sobre los gustos y necesidades de los consumidores y cómo podemos desarrollar nuestro producto o servicio orientado a satisfacerlas. 
 
Focalización de los esfuerzos económicos: este análisis previo nos permite enfocar nuestros recursos hacia estrategias de marketing específicas y diseñadas para cada grupo de personas. 
 
Identificación de nuevos nichos en el mercado o ideas para encontrar uno propio que no haya sido explorado. 
 
Un posicionamiento óptimo: conocer nuestra audiencia en un plano general y particular nos va a permitir posicionarnos mejor a nivel de ventas y visibilidad. 
 
 

Pasos para llevar a cabo una buena segmentación

1. Estudiar el mercado general: el primer paso es identificar el mercado total en el que podríamos ubicar nuestro producto o servicio y luego plantearnos una segmentación usando las variables que nos interesen: la ubicación geográfica, rango de edad, género, nivel de ingresos, grados de educación, entre otros. 
 
2. Seleccionar el mercado que nos interesa: una vez hecho el análisis preliminar, es momento de elegir el o los submercados que nos interesa cubrir, siempre y cuando sea amplio y encaje con los recursos que tenemos disponibles. 
 
3. Definir a nuestro consumidor: ya hicimos la parte general, que es la de analizar el mercado a nivel global, y ahora es momento de concretarlo un poco más estudiando el perfil de nuestro posible consumidor: ¿es mujer? ¿está entre los 20 y los 30 años? ¿Es española o residente en España? ¿Está casada? ¿Es madre? 
 
4. Diseñar la estrategia de marketing: ahora que ya tenemos definido el perfil de nuestro cliente, lo próximo es desarrollar la estrategia de marketing que nos va a servir para impulsar y vender nuestro producto o servicio. La estrategia de marketing es el punto más importante de todo este proceso, pues es la que nos llevará a elegir los canales de ventas idóneos, la selección de mensajes publicitarios adecuados, la estrategia a seguir en redes sociales, etc. 
 
5. Nunca dejar de buscar nuevos mercados: una vez que todo el proceso anterior se haya llevado a cabo y hayamos puesto nuestro producto en el mercado, el último paso es apostar por la expansión del mismo, buscando siempre nuevos mercados que conquistar y nuevos públicos a los cuales vender nuestro producto o servicio. Esta es, quizá, la etapa más desafiante de cualquier proyecto, pues implica explorar terrenos desconocidos y apostar por un proceso de adaptación que nos permita expandir nuestro proyecto y desarrollar nuevas ideas acordes a cada mercado.  
 
 
Tener bien segmentados a tus clientes te ayudará a identificar su forma de comunicarse y de recibir publicidad, por lo que tus mensajes serán mucho más efectivos y enfocados. Estos pasos serán fundamentales para el éxito de tu empresa, si estás planificando esta estrategia es porque tienes que estar protegido con un buen seguro para autónomos, para conseguir, que ningún imprevisto te pare a ti o tu producción.