que es lean startup

 

Este método consiste en aplicar sistemas para transformar un proyecto en una empresa con el foco puesto en las necesidades del cliente. El lean startup estimula la retroalimentación como parte de su estrategia para mejorar la versión final del producto o servicio que se busque ofrecer. Lee hasta el final para saber más sobre nuestro programa para emprendedores.

 

Nuestros seguros de negocios están diseñados para apoyar también a aquellos emprendedores que están en una búsqueda constante de nuevas maneras de mejorar su proyecto, rentabilizar sus ideas y lograr establecer modelos de negocios que resulten rentables a largo plazo. Una de esas estrategias es el método lean startup, un sistema utilizado para transformar un proyecto en una empresa con sistemas más eficientes que permiten además reducir los gastos de cualquier producto o servicio que se lance al mercado como resultado de esta materialización. 

 

Se habla mucho de las cifras de fracasos que hay en el mundo entrepreneur: casi el 90% de los proyectos empresariales fracasan por diferentes razones y del 10% que pasa la prueba, apenas la mitad termina lanzando productos similares a los prototipos que ofrecieron inicialmente. Ante estas estadísticas, el escritor, emprendedor y bloguero estadounidense Eric Ries acuñó este término para su nueva estrategia, basada en las teorías de Lean Manufacturing de Toyota sustentadas en la regla de eliminar cualquier tipo de desperdicio. El ejemplo más claro son los stocks intermedios entre procesos: al eliminarlos se resaltan todas las actividades que aportan verdadero valor a la empresa y se eliminan aquellas que generan gastos innecesarios.  

 

Origen del método Lean Startup

Steve Blank, emprendedor de Silicon Valley, fue el primero en empezar a desarrollar esta metodología basada en el desarrollo del cliente que permite, entre otras cosas, saber si el producto que estamos desarrollando cubre sus necesidades o deseos. El método fue desarrollado años después por Ries, exalumno de Black, quien finalmente le puso nombre y terminó de darle forma a una metodología aplicable a cualquier tipo de proyectos. 

El lean startup se basa en el aprendizaje validado, es decir, en ir poniendo a prueba nuestras hipótesis con respecto al producto que se lanza antes de hacer el modelo definitivo y empezar a escalar en el negocio. Para esto es necesario acortar los ciclos de desarrollo, una reducción que nos permita crear distintas propuestas para obtener el feedback de potenciales clientes o usuarios y usarlo para la mejoría del producto. 

 

Las técnicas del lean startup

El desarrollo de clientes: consiste en salir a la calle a preguntar a potenciales clientes si el producto que les estamos enseñando los satisface para recoger sus opiniones. Son estas las que van a tener el foco en el momento de implementar cambios en el producto. 

 

Modelo de negocio lean: con esto nos referimos a crear un modelo de negocio dinámico que se pueda visualizar en formato de lienzo con cuadrículas en las que resaltar cada paso del proyecto, desde la propuesta de valor hasta los canales de adquisición. La idea es ir eliminando ideas constantemente hasta lograr una versión final que nos muestre el proyecto estructurado tal y como será puesto en práctica.

En resumen, el método lean startup es tan popular entre los emprendedores por su eficacia a la hora de mostrar resultados, convirtiendo ideas en productos y servicios eficientes, permitiendo un menor margen de error con un mayor margen de ganancia final en una fórmula que resulta muy beneficiosa para cualquier empresa.

 

Si eres emprendedor y has creado un proyecto orientado a la inclusión social de niños y jóvenes, desde el 1 de noviembre hasta el 20 de noviembre puedes inscribirte en el Investment Ready Program de Allianz, un programa de aceleración para emprendedores con el que podrás conseguir una financiación de hasta 40.000€. No pierdas la oportunidad que te da Allianz de hacer crecer y mejorar tu empresa.