robo en la calle

 

16/12/2019. Ser víctima de un robo en la calle es una de las experiencias más desagradables que podemos vivir, y lamentablemente no estamos exentos de ella. Si te ha ocurrido sabrás que es un momento de tensión que pocas veces podemos controlar, pero saber reaccionar a tiempo puede ser fundamental para recuperar tus pertenencia y dar parte a las autoridades. En este artículo hablamos de lo que debes hacer si sufres un robo en la calle y cómo puede tu seguro de hogar ayudarte en una situación como esta.

 

Los robos y hurtos son más comunes de lo que pensamos y todos estamos en riesgo de que un ladrón se aproveche de nosotros para quitarnos la cartera. Es frecuente encontrar casos de tirones de bolso, empujones o robos desde un vehículo como una bicicleta o una moto. Otras veces, los ladrones sustraen nuestras pertenencias distrayéndonos, con cómplices, oculatándose o sin que nos demos cuenta.
 
Darte cuenta de que te han robado, suele llevar a un estado de nerviosismo y alteración. Es normal, ya que alguien ha estado muy cerca nuestro tocando tocando nuestras pertenencias, y muchas veces con uso de agresividad, amenaza o cierta intimidación. Si esto ocurre, te damos a continuación algunos pasos que debes seguir.
 
 

¿Que hacer si me han robado en la calle?

Si te han robado la cartera, contacta con tu banco: en caso de que hayas perdido tarjetas bancarias, chequeras o algún tipo de información financiera (almacenada en el móvil, por ejemplo), debes contactar con tu banco para darlo todo de baja y proteger tu dinero de robos posteriores. Ahora mismo muchos bancos dan la opción de bloquear tus tarjetas desde su aplicación móvil. Si no la tienes, descárgala y comprueba si puedes hacer esta gestión.
 
Es muy importante que si llevababas las llaves y te las han robado, contactes con tu seguro de hogar, para ver si pueden enviarte a un cerrajero de urgencia a cambiar el bombín de la puerta de tu casa y evitar así un robo mayor en tu domicilio.
 
 
Ve a la policía: Localiza tu comisaría más cercana ya sea de Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos de Esquadra o Ertzaintza. Allí los policias te indicarán cual es el procedimiento que debes seguir para poner la denuncia y para renovar la documentación que te hayan podido quitar: DNI, carnet de conducir o pasaporte.
 
 
No toques nada: otra modalidad de robo muy común es la de entrar en la casa mientras no hay nadie ahí y cometer el delito. Si al llegar a casa ves la puerta o las cerraduras forzadas, lo mejor es que te quedes fuera y llames a la Policía o a la Guardia Civil según donde estés, pues los ladrones podrían seguir dentro. Si descubres el robo una vez dentro de casa, lo mejor que puedes hacer es mantener el control y hacer un reconocimiento visual de todo lo que pudieron haberse llevado, sin tocar nada. Esta lista de cosas sustraídas tendrás que presentarla en el momento de hacer la denuncia. 
 
 

Requisitos para poner la denuncia 

En el momento de presentarte en comisaría y poner la denuncia, la Policía te pedirá que aportes todos tus datos y toda la documentación posible que acredite tu identidad. 
 
Es comprensible que en tu primera visita a la comisaría no aportes todos los documentos que necesites para hacer una denuncia completa, pero no te preocupes: podrás ampliar la denuncia más adelante, y es importante que lo hagas. Tanto la Policía como la Guardia Civil cuentan con una base de datos de bienes robados, por lo que una descripción detallada (o incluso una fotografía) de lo que te ha sido robado será muy útil a la hora de encontrarlo y de probar que eres el propietario de ese bien que intentas recuperar.  
 
 

Recomendaciones generales 

Para los dueños de joyas, la Policía recomienda hacer fotos a todas las piezas que se tengan y guardar ese registro gráfico. Será mucho más fácil identificar las joyas robadas si hay fotografías de respaldo. 
 
Si te roban otros objetos de valor como teléfonos móviles, tablets, cámara de fotos, eBooks, etc. será recomendable aportar pruebas de su preexistencia (es decir, de que realmente los tuvieras en propiedad) como facturas o similares. Si vas a la tienda o página web donde lo compraste, es muy probable que puedas conseguir una copia.