27/03/2018. Todo lo que debes saber para hacer una viaje con todas las garantías por carretera y en moto. 

 

Un viaje de largo recorrido en moto implica mucho más que una aventura. Hay normas de seguridad vial que son imprescindibles a la hora de viajar, pues no solo podrían salvarnos la vida en un determinado momento, sino que nos previenen de causar accidentes viales que afecten a otros conductores.


La primera recomendación de seguridad a seguir antes de afrontar un viaje de carretera con tu moto, es hacerle una revisión completa para asegurarte de que está en óptimas condiciones. La segunda es asegurarte de que tienes tu seguro vigente y llevar contigo el último recibo de pago, sobre todo si el viaje incluye destinos fuera de España. La tercera es prestarle especial atención a los dos dispositivos de freno (uno para cada neumático), pues las pastillas de freno se desgastan con el tiempo de uso que les des y es mejor asegurarnos de que están en óptimas condiciones o reemplazarlas a tiempo en caso de necesitarlo. 

 

Seguridad durante el viaje

Como ya sabemos, viajar en moto representa siempre un riesgo extra, pues ante un golpe de otro vehículo, un frenazo o un accidente en general serán el conductor o el pasajero quienes reciban el impacto. Una vez tu moto pase la revisión preliminar y le hagas los arreglos que el mecánico considere necesarios, debes tener en cuenta una serie de situaciones que pueden presentarse durante el viaje, como que llueva o que nieve mientras conduces. 


Si se da alguno de estos dos casos y te encuentras con el asfalto mojado, tendrás que reducir la velocidad de manera prudente, pues los neumáticos son propensos a resbalar y podrías perder el control de la moto. En el caso de una nevada sería un poco más complicado, pues tendrías que contar con neumáticos especiales de nieve o cadenas que te ayuden a avanzar, o detenerte hasta que pase el temporal.


Para evitar sorpresas meteorológicas como estas, es mejor que revises los pronósticos del tiempo antes de salir, de manera que puedas llevar las herramientas necesarias y, sobre todo, la ropa adecuada para cuidar tu salud y la visibilidad durante el trayecto. 

 

Seguridad personal

En cuanto a tu seguridad personal, las normas son muy claras y no distan demasiado de las que debes cumplir transitando dentro de la ciudad: un casco a tu medida con su debido sistema de fijación, guantes para proteger tus manos del frío y una vestimenta cómoda que te permita maniobrar fácilmente en la vía. También es importante que evites los zapatos con cordones, argollas o tacones, pues podrían enredarse en los controles de la moto. 

 

Normas generales para el viaje

Por último, vale la pena recalcar las normas de tránsito establecidas por la Dirección General de Tráfico (DGT), obligatorias tanto para moto como para ciclomotores, coches y todo tipo de vehículo de motor: no conducir bajo los efectos del alcohol o cualquier otro tipo de sustancia psicotrópica; usar las luces intermitentes para anunciar un cambio de carril, no exceder los límites de velocidad, respetar las luces del semáforo, arrancar únicamente cuando la luz cambie a verde, y evitar transitar sobre la línea de separación de carriles.

 


Si sales de España, tendrás que consultar las normas de tránsito locales para evitar incurrir en alguna infracción que se convierta en multa y perjudique el presupuesto del viaje.