quemaduras por fuegos artificiales

 

08/11/2019. Por más inofensivos que parezcan los petardos, las quemaduras que ocasionan son dolorosas y peligrosas si no tratan de manera adecuada. Festividades como la Noche de Sant Joan o las Fallas de Valencia incrementan el uso de pirotecnia, lo que también incrementa la cantidad de pacientes en las consultas de las farmacias sobre cómo tratar lesiones por manipulación de este material. Lo mejor es que tengas tu seguro de salud vigente.

 

Con lo populares que son los fuegos artificiales, no está de más saber qué tipo de primeros auxilios dar en caso de que alguien cercano resulte herido por el mal uso de algunos de ellos. En el caso de las quemaduras, estos se prestan en función de la gravedad de la quemadura: en el caso de los fuegos artificiales, el 0% de las quemaduras suelen ser de 1º grado, lo que significa que son leves y tratables sin necesidad de intervención médica. Las quemaduras más graves (de 2º y 3º grado) deben tratarse con mucho más cuidado. 
 
 

Quemaduras de primer grado

Cuando las quemaduras son leves, lo más aconsejable es lavar con agua fría y jabón hipoalergénico el área afectada. De esta manera eliminamos sustancias contaminantes para la herida y ayudamos a reducir el dolor y la hinchazón. El hielo no es aconsejable para tratar quemaduras de ningún tipo porque puede quemar la piel. Tampoco apliques cremas o pomadas para evitar infecciones que empeoren el cuadro del paciente.  Cuando la zona esté limpia, hay que secarla bien y cubrirla con gasa para protegerla durante su recuperación. 
 
 

Quemaduras de segundo grado 

Estas suelen ser más graves, resultado de una exposición más prolongada o directa de la piel al fuego. Para tratarlas, lava la zona herida con agua fría para desinfectar el área, sin aplicar hielo para combatir la hinchazón. En caso de que la herida ya presente ampollas, usa un antiséptico y cúbrela con gasa. Bajo ninguna circunstancia rompas la ampolla, porque además de ser extremadamente doloroso, jugará en contra del paciente en el momento de la cicatrización. 
 
 

Quemadura de tercer grado 

Son quemaduras de gravedad que requieren de la intervención inmediata de personal médico. Las quemaduras de tercer grado son mucho más delicadas, así que lo primero que debes evitar es quitarle la ropa a la persona afectada, pues la tela puede estar adherida a la piel y empeorar la situación. Mientras llegan los servicios de emergencia, puedes lavar la herida con agua muy fría y aliviar los dolores envolviéndola en una sábana empapada de agua igualmente fría. No hagas nada más hasta que lleguen los servicios de emergencia. 
 
En caso de que las ampollas se rompan, es necesario que se extiendan los primeros auxilios de manera que se vuelva a lavar la zona para desinfectarla. Antes de envolverla nuevamente, es necesario cubrirla con gasas limpias y acudir de inmediato al centro médico más cercano. A fin de cuentas, las quemaduras son lesiones evolutivas que requieren de tratamientos y observación médica durante un buen tiempo