¿Cómo recurro una multa de tráfico?

17/03/2021
Aparcar en doble fila, conducir con exceso de velocidad o saltarnos la luz en rojo…Son muchas las situaciones por las que podríamos ganarnos una multa. Y es que, en la mayoría de los casos, si hemos sido sancionados es muy probable que esté bien justificada y que tengamos que hacernos responsables. A pesar de ello, en algunos casos la razón puede estar de nuestro lado y salir bien librados quitándonos de encima una penalización que no nos merecemos. Repasemos entonces, cuándo puedes recurrir una multa y cómo puedes sacar ventaja de tu seguro de coche.

Si has recibido una multa de tráfico y no estás de acuerdo, lo primero que debes hacer es presentar una alegación. Esto quiere decir que, en un plazo de veinte días naturales siguientes a la notificación tendrás que aportar pruebas y documentos suficientes que justifiquen que no eres responsable de los hechos por los que has sido multado.

Ten en cuenta que las autoridades pueden notificarte en la misma carretera, por correo postal, dirección electrónica o a través del Tablón Edictal Único que es el medio oficial que utilizan todas las Administraciones Públicas para comunicar a los ciudadanos decisiones administrativas o notificaciones que sean de su interés y que no hayan podido ser informados de manera personal o mediante correos.

recurrir moto

En términos generales la documentación que debes presentar para recurrir una multa es bastante sencilla. Por un lado, debes conocer el número de expediente sancionador y, por el otro, necesitarás preparar un escrito explicativo firmado que incluya tus datos y el motivo de la reclamación. El escrito no será necesario si haces la presentación por vía telemática.

En cuanto a las vías que tienes disponibles para presentar la documentación, puedes hacerlo a través de la Sede Electrónica de la DGT o en cualquier Registro Electrónico de la Administración Pública. Asimismo, puedes enviar tu escrito de alegación a la jefatura de Tráfico a través de correo postal o de manera presencial pidiendo cita previa en cualquiera de las oficinas de Tráfico.

No todas las modalidades de seguro de automóvil ponen a disposición del asegurado este tipo de asistencia. ¡Las nuestras sí! Nos preocupamos por ofrecer a nuestros clientes unas coberturas integrales para que hagan frente a las situaciones más complejas sin mayores inconvenientes y de forma muy sencilla.

Con nuestros seguros de coche puedes beneficiarte de la defensa en multas de tráfico. Te proporcionamos orientación para recurrir tus multas, así como preparar los escritos de alegaciones en defensa de tus intereses.

En caso de que tu alegación sea rechazada, aún tienes otras opciones a explorar. Puedes presentar un recurso de reposición para que las autoridades vuelvan a valorar los hechos y reconsideren su decisión. Otra vía es la contenciosa administrativa, siendo necesario presentarse a un juicio y contar con la representación de un abogado. Además de ser un procedimiento un tanto engorroso (por el papeleo que supone), también implica desembolsar una suma de dinero que puede ser superior a la propia multa. En estos casos, es mejor evaluar si es más conveniente pagar la multa y renunciar a la gestión

  • Como bien sabemos, el pronto pago de multas supone beneficiarse de una reducción del 50% de su importe, sin embargo, cuando se tiene la intención de recurrir una sanción lo correcto es no pagarla puesto que automáticamente estaríamos renunciando a presentar cualquier tipo de reclamación posterior.
  • Dicho derecho al descuento se pierde si la alegación es rechazada. Así pues, tendrás que pagar la multa completa.
  • Presentar una alegación por la vía administrativa es una opción gratuita. Pese a ello, presentarla por la vía judicial sí supone incurrir en una serie de gastos.
coches autónomos
Un avance sin precedentes que ahora se enfrenta a un nuevo reto: redefinir las leyes para establecer culpas en accidentes que involucren coches con esta tecnología