motos clásicas allianz

 

13/11/2018. La conducción autónoma es uno de los temas más sonados en el mundo de la automoción por ser un fenómeno más presente que nunca. Son muchas las marcas que lo han convertido en una meta definitoria con fines comerciales, intentando utilizar en el camino la tecnología disponible para mejorar la seguridad vial. Hablamos hoy de los seis niveles de conducción autónoma, recordándote antes, que cuentas con nuestro seguro de coches sea cual sea tu modelo de vehículo.

 

La conducción autónoma nos suena a todos como la posibilidad de sentarnos en el coche y dejarnos llevar. Aunque sea fácil de decir, la tecnología necesaria para lograr el nivel máximo de automatización es bastante compleja y lleva años siendo desarrollada por las principales empresas de automoción. Según la SAE (Sociedad de Ingenieros de la Automoción), existen seis niveles de automatización a la hora de conducir vehículos de motor (contando el nivel 0 como el primero de todos).

 

Niveles de automatización de los coches 

Nivel 0: ninguna automatización 

En este nivel están los coches que no cuentan con ningún tipo de asistencia a la hora de conducir. El conductor controla todos los aspectos del manejo durante el trayecto, desde los movimientos de los pedales hasta el comportamiento de la conducción al más puro estilo clásico, y es el nivel ideal para los amantes de la mecánica. ¿Por qué? Porque te permite sentir que tienes el control de un aparato tan complejo como un coche.

 

Nivel 1: asistencias de conducción 

En este nivel el vehículo empieza ya a asumir ciertas tareas mediante sistemas de asistencia de mantenimiento de carril o con la activación de controles de velocidad. El coche también es capaz de detectar la posición de otros vehículos, pero en el nivel 1 la decisión final sobre la dirección siempre será del conductor. Estos asistentes que mencionamos están diseñados para ofrecer una experiencia de viaje más cómoda, pero requieren de la supervisión constante de quien conduce.

 

Nivel 2: automatización parcial 

En este nivel el coche da un paso más allá en su funcionamiento independiente dentro de espacios controlados. En esta categoría (donde podemos ubicar modelos como el Mercedes- Benz Clase E), los vehículos pueden realizar ciertas acciones en paralelo al conductor como mantenerse dentro de los límites del carril o siguiendo a un coche específico a una velocidad constante.

 

Nivel 3: condicionada

En este nivel encontramos ya una diferencia significativa respecto a los niveles anteriores, pues la conducción automatizada de nivel 3 puede asumir labores básicas de conducción y monitorizar el entorno para detectar y reaccionar ante posibles imprevistos, siempre con la posibilidad de retomar el control por parte del conductor.

 

Nivel 4: a un paso de la independencia

Aquí ya el grado de automatización es avanzado hasta el punto de que casi no es necesaria la supervisión humana. Un coche con nivel 4 de automatización es capaz de circular por sí solo en varios entornos y es capaz de detenerse si detecta algún contratiempo. Este nivel todavía  está en fase de desarrollo y aún no se comercializa.

  

Nivel 5: el coche inteligente

Los hemos visto en Demolition Man, Yo Robot y en Minority Report y así seguirá siendo… Por ahora. En este último nivel, el coche sería capaz de ir a cualquier parte sin la necesidad de volante o pedales, tal como ya lo han anunciado Ford y la marca General Motors. Sin embargo, para lograr comercializar este tipo de coches, haría falta un cambio de legislación de tráfico y logar las conectividades de vehículo a vehículo así como de vehículo a infraestructura.