¿Puedo conducir un coche sin estar en el seguro? Todo sobre los conductores esporádicos

04/11/2021
  • Conducir un coche sin seguro y sin ITV (Inspección Técnica de Vehículos) es un hecho 100% sancionable, pero ¿lo es conducir un vehículo en cuya póliza no figuramos? Realmente, no. Otra cosa es si, en caso de siniestro, estaremos cubiertos o no. Por ello, es imprescindible que a la hora de suscribir una póliza de coche nos aseguremos de leer bien la letra pequeña y nombremos a los conductores que podrían llevar nuestro coche de manera ocasional.
Conductor esporádico
  • Tenerlo claro es más que importante, básicamente porque a la hora de ceder nuestro vehículo a otra persona lo haremos con el pleno conocimiento de las coberturas que se activarán en caso de que ocurra un accidente. En un seguro de coche se contemplan las siguientes figuras jurídicas:
  •  
  • Tomador del seguro: es la persona que suscribe o contrata el seguro, por ende, es el responsable de pagar la prima. La póliza de coche estará a nombre del tomador.
  • Beneficiario: en caso de que ocurra uno de los siniestros contemplados en las condiciones del seguro, el beneficiario es la persona que recibirá la indemnización.
  • Asegurado: es la persona a quien protege el seguro y quien está legalmente habilitada para conducir el vehículo asegurado.
  • Conductor esporádico: son los llamados conductores ocasionales, de los cuales te hablaremos a continuación.
En los seguros de coche, además del conductor principal o habitual pueden figurar uno o más conductores ocasionales (también conocidos como esporádicos). Estas personas están autorizadas para utilizar el vehículo en momentos puntuales. Para que queden cubiertos por la póliza, en la mayoría de los casos, es imprescindible nombrarlos en el contrato.
A los conductores ocasionales se les divide entre personas de riesgo y de no riesgo.
Los principales tipos de conductores esporádicos según el perfil de riesgo son:
 
  • Conductores con poca experiencia al volante: incluir a un conductor novel como conductor ocasional (con menos de dos años al volante) puede provocar un aumento importante en la prima. Incluso puede ser que la aseguradora se niegue a dar cobertura a este tipo de perfil en caso de accidente.
  • Conductores jóvenes: se considera perfil de riesgo a los jóvenes menores de 26 años, aunque hay aseguradoras que elevan este número hasta los 27, 28 o incluso hasta los 30 años de edad.

En estos casos, muchas aseguradoras no cubren a los conductores ocasionales de riesgo.

Puede darse el caso de que prestemos nuestro coche a un amigo de confianza no tipificado de riesgo. En estas circunstancias, lo más habitual es que la aseguradora lo cubra.

Eso sí, la persona debe tener su permiso de conducir en regla y no encontrarse en estado de alcoholemia ni haber consumido drogas en el momento del accidente.

Incluir o no al conductor novel como conductor ocasional es la duda que más nos acecha cuando tenemos hijos jóvenes. Incluso los desplazamientos cortos pueden convertirse en un dolor de cabeza si durante el trayecto ocurre un accidente y nuestro hijo no figura en la póliza.

Por tanto, la respuesta es sí. Lo más conveniente es incluir a los hijos en la póliza, aunque ello suponga un incremento en la prima hasta del 50%. Al fin y al cabo, las aseguradoras asumen un mayor riesgo, pero lo repercuten en la prima.

En caso de que decidamos lo contrario y optemos por no incluir a nuestro hijo joven en la póliza, nos arriesgamos a que la aseguradora se desentienda del accidente.

Mientras el vehículo esté asegurado legalmente, no se pondrá ninguna multa por conducir un coche en el que no estamos asegurados.  

Si en un siniestro se comprueba que quien está al volante es un conductor de riesgo y que además no está declarado en la póliza, la aseguradora podría negarse a correr con los gastos de los daños propios, sean materiales o personales.

En cualquier caso, sí están garantizados los daños a terceros, independientemente de quién esté conduciendo el vehículo en el momento del accidente.

Otra cuestión a destacar es que, independientemente de que la persona tenga la edad y experiencia suficiente al volante, puede que la modalidad del seguro contratado determine si el conductor ocasional podrá o no beneficiarse de las coberturas de la póliza.

Si ya tienes un seguro de coche contratado te aconsejamos revisar detenidamente las condiciones particulares de la póliza. Asegúrate de que conoces toda la información sobre las prestaciones que ofrece tu aseguradora a los conductores esporádicos.

#motor #segurodecoche #conducirsinseguro #conductorocasional
evitar accidentes al volante
Según cifras de la OMS (Organización Mundial de la Salud), cada año pierden la vida como consecuencia de accidentes de tráfico 1,35 millones de personas, mientras que entre 20 y 50 millones de individuos sufren lesiones no mortales. Las pérdidas económicas que supone un accidente de tráfico para las personas, sus familiares y la sociedad en su conjunto no dejan a nadie indiferente.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.