Todos los amantes de las motos sienten ese deseo de cambiar su aspecto o añadirle elementos que mejoren la experiencia del viaje. Antes de pensar en llevar estos deseos a cabo es necesario familiarizarse con el marco de modificaciones permitidas legalmente, así como los detalles a tener en cuenta para que ningún cambio le reste potencia o interrumpa alguna de sus capacidades.

 

Si estás pensando en realizar modificaciones en tu moto, debes tener en cuenta que muchas de ellas necesitan una homologación o certificación de acuerdo a la normativa vigente. También tendrás que consultar con el corredor de tu seguro de moto para confirmar si los cambios que quieres implementar interfieren con la cobertura vigente o si debes hacer algún tipo de ajuste en tu póliza. Por otro lado, hay toda una serie de implicaciones en un proceso de modificación que debes tener en cuenta para que tu moto salga del taller mucho mejor de lo que entró. 
 
Empecemos con las modificaciones posibles y sus condiciones individuales para que puedas planificar los cambios que quieras hacerle en base a ello. 
 
El chasis: no es posible modificarlo de ninguna manera, ni cambiar la dirección ni mucho menos cortarlo. 
 
El depósito de combustible: tampoco puede ser modificado y nunca debe tener un tapón que sobresalga más de 15 mm. Lo que sí puedes hacer es reemplazarlo en caso de avería, pero debe ser uno del mismo tamaño. 
 
Guardabarros: esta es una de las partes donde puedes ponerte creativo pues las posibilidades de personalizar el guardabarros de tu moto son infinitas. Lo que no puedes hacer bajo ninguna circunstancia es eliminarlo, pues es obligatorio por ley. 
 
Sidecar y asientos: están completamente permitidos, pero tu moto debe estar diseñada para ello o sufrir las modificaciones y homologaciones necesarias para poder instalar uno. Con respecto a los asientos de la moto, no puedes añadir o eliminar ninguno, bajo ninguna circunstancia, ni siquiera con homologación. 
 
Motor: puede ser sustituido por uno igual, pero no puede ser cambiado por un modelo diferente ni alterarse de ninguna forma. 
 

Otras reformas posibles y sus condiciones

Hay algunas modificaciones que solo son posibles bajo diligencia de la ITV, es decir, indicando en la inspección técnica los cambios que has hecho para que queden documentados legalmente. En ese rango entrarían los cambios de luces, modificación de retrovisores y neumáticos (siempre y cuando estén dentro de los tamaños establecidos). Para otras no es necesario ese trámite, pero sí cumplir con ciertas características para que no incurran en infracciones a la ley, como el caso de la cúpula, que se puede instalar siempre y cuando sea posible hacerlo con el kit de herramientas de la moto. Si la cúpula que quieres es más alta o requiere instalación profesional, deberás disponer de la homologación necesaria. 
 

Recomendaciones generales

Lo primero que te va a aconsejar un fabricante es que utilices productos de su propia marca, pues esto garantiza la calidad del mismo y su capacidad de adaptación. Generalmente esto suena como una estrategia de venta, pero suelen tener razón: el fabricante de tu moto es el único que la conoce lo suficiente como para crear autopartes que se ajusten perfectamente sin restarle operatividad. A continuación, algunas recomendaciones a tener en cuenta: 
 
Cuida los tamaños: en el momento de la modificación debes asegurarte de que los accesorios nuevos no interfieran con las luces, los ángulos laterales o con el recorrido de la suspensión. También es importante que no altere su postura de conducción y que no reduzca la distancia del suelo. 
 
No cargues el sistema eléctrico: los fusibles de las motos son sensibles y si no cuidamos la cantidad de accesorios eléctricos que instalemos, podemos dañarlos y ocasional una pérdida de luz o de potencia en el motor. 
 
Cuida los fabricantes: si crees que vale la pena usar recambios y accesorios de fabricantes diferentes al de tu moto, asegúrate de que las piezas que vas a usar sigan las especificaciones y la calidad correcta para no perjudicar a largo plazo tu moto.