la primera moto autónoma

 

08/10/2018. BMW R 1250 GS Adventure: la moto que no se cae. Así podríamos definir a este modelo futurista de BMW completamente autónomo, capaz de desplazarse sin que haya un conductor. El prototipo ya fue presentado en el BMW Motorrad Techday de este año y aunque sale oficialmente en el 2019, tiene al mercado ya expectante. Como expertos en seguros de moto que somos, este tema nos interesa y aquí analizamos los detalles.

 

BMW ha diseñado un prototipo de motocicleta completamente autónoma: se trata de la BMW R 1250, diseñada por el ingeniero Stefan Hans junto a su equipo técnico. La casa alemana presentó recientemente este modelo en el BMW Motorrad Techday, un evento llevado a cabo en Miramas, Francia, donde la moto se desplazó, aceleró y frenó ella misma sin la necesidad de un conductor, e incluso fue capaz de girarse completamente y descansar desplegando la pata de apoyo ante la mirada de periodistas y espectadores en general.

 

A pesar de parecer una moto del futuro, ¿qué utilidad tendría que una motocicleta se desplazara completamente sola? Según ha explicado BMW, la intención no es llenar las calles de aparatos que se conducen de manera autónoma sino utilizar este completo sistema de funcionamiento en pro de la seguridad de los conductores. La idea es integrar los programas de control dinámico en la máquina, para que el piloto se sienta más confiado a la hora de conducir.

 

Ya habíamos visto aproximaciones al modelo de la moto 100% autónoma como la que desarrolló Honda hace un par de años con el sistema Honda Riding Assist, que solo llegaba a controlar el equilibrio de la moto, pero requería de la asistencia de un conductor al mando.  El objetivo de Honda en su momento era el mismo: desarrollar sistemas de seguridad que permitieran ofrecer una mejor y más segura experiencia de conducción a sus usuarios.

 

Detalles mecánicos de la moto autónoma de BMW

A nivel mecánico, este modelo no es demasiado innovador. Tiene un motor eléctrico que se encarga de impulsar y hacer girar la moto, una caja de cambios automática, un embrague y un sistema de frenado muy preciso. Sin embargo, todo el entramado tecnológico está en el top-case y en la maletas, donde se esconden los sensores que permiten mantener la moto estable y detectar las curvas y los obstáculos del camino.

 

Otras novedades

En el mismo evento en Francia, BMW presentó otros proyectos tecnológicos como unas nuevas luces led para curvas, faros láser y un bastidor de moto con brazo trasero oscilante y fabricado con impresión 3D, demostrando su insaciable curiosidad e interés por explorar nuevas maneras de innovar y empujar un poco más los límites de la ciencia y la tecnología.