cargar baterías del coche

 

12/02/2019. Te subes a tu coche, das vuelta a la llave para encenderlo y no ocurre nada más allá de que una pequeña luz roja se enciende en el tablero, indicando que la batería está descargada. Esta es la que se encarga de proporcionar la corriente eléctrica que el motor necesita para arrancar y su duración es limitada. Con un kit de pinzas y los conocimientos necesarios puedes cargarla para salir del apuro. Te contamos cómo a continuación.

 

La batería de un coche es la que se encarga de acumular y proporcionar corriente eléctrica para que el motor funcione mediante un proceso químico. Está compuesta por un acumulador con nueve placas –cuatro positivas y cinco negativas–, unidas de forma alterna por un puente. Cada una de las partes está en un compartimiento con agua destilada y ácido sulfúrico, que al entrar en contacto con las placas de plomo reaccionan produciendo energía. Junto con el alternador, es la encargada de producir corriente para el coche y de hacer funcionar los equipos eléctricos del mismo cuando está apagado, como la radio, las luces o el GPS. 
 
 
Por otro lado, la batería sirve de apoyo al alternador en situaciones de gran demanda de energía por parte del coche, como durante una noche de invierno donde tiene que cubrir el uso de los faros, del limpiaparabrisas y de la calefacción. Para una revisión más detallada, puedes acudir al taller más cercano que te indique tu seguro de coche, pero desde ya te decimos que la batería tiene todas las papeletas para descargarse debido a su uso prolongado y ante esto, la solución más sencilla es cargarla por cuenta propia con la ayuda de la batería de otro coche o con un cargador de baterías. Además de eso, necesitas un kit de pinzas (que deberías tener siempre en el coche para emergencias como esta).
 
 

Pasos para recargar la batería del coche:

1. Conecta las pinzas: con los capós de ambos coches abiertos, coloca las pinzas con cables rojos en los bornes positivos, una de las pinzas de cable negro al borne negativo de la batería cargada y la otra la colocas en la batería descargada. 
 
2. Arranca el coche: enciende el coche de cuya batería vas a transferir energía y acelera ligeramente durante unos 2.000 rpm (cinco minutos aproximadamente). De esta manera la energía pasará a través de los cables y la batería descargada volverá a la vida. 
 
3. Comprueba que ha funcionado: pasados los cinco minutos aproximadamente, enciende el coche que tenía la batería descargada para probar que el procedimiento ha funcionado. Si arranca a la primera vez, puedes retirar las pinzas y dejar el coche encendido y funcionando durante 20 minutos para que la batería se cargue completamente. En el momento de retirar las pinzas, quita primero el polo negativo de la batería del coche donante y luego el de la batería descargada. Haz lo mismo con la pinza de cables rojos.
 
 

Recomendaciones generales de mantenimiento

El invierno es el peor periodo para las baterías, sobre todo en zonas donde las temperaturas descienden por debajo de los 0 grados ya que el agua se congela y su funcionalidad se reduce a casi la mitad. Lo más recomendable en zonas con estas características es guardar el vehículo en un espacio cerrado y seco para evitar daños. 
 
Por otro lado, cuando se va a dejar el vehículo apagado por largos periodos de tiempo, lo más recomendable es desconectar la batería para evitar que se descargue durante el tiempo que no se use. También es aconsejable mantener los bornes limpios y libres de oxido para que funcionen perfectamente y por mucho tiempo. Para ello puedes usar vaselina o sprays indicados para la limpieza de estas piezas