Cada vez ganan más terreno en las grandes ciudades europeas las motos de tres ruedas, en parte debido a la estabilidad que ofrecen y las facilidades que brindan a aquellos usuarios de coche que buscan un medio de transporte un poco más rápido, así como a los primerizos que están empezando a conducir. Por eso hablaremos en este artículo de las ventajas y desventajas de este tipo de motocicleta.

 

Desde nuestro rol como especialistas en seguros de motos queremos hoy hablar de los  scooters de tres ruedas, una interesante opción para aquellos automovilistas que quieran pasarse progresivamente al mundo de las motos e incluso para aquellos más nerviosos para los que dos ruedas pueden ser demasiado inestables. Lo primero que hay que saber es que para conducir este tipo de vehículos es necesario tener un carnet de conducción tipo B; este te servirá para conducir tu moto de tres ruedas de hasta 125 c.c. o aquellos que califiquen como triciclos, independientemente de la cilindrada que tengan.
 

Qué tener en cuenta de las motos de 3 ruedas

  • Aunque son muchos los que empiezan en el mundo de las motos con este modelo, es necesario tener claro que, aunque no lo parezca, su comportamiento dinámico es el mismo que el de un modelo de dos ruedas. Sin embargo, gracias a los centímetros extra de tamaño con los que cuenta, resulta un vehículo muy cómodo para cumplir quehaceres diarios por la ciudad e incluso para hacer viajes largos por carretera. La comodidad y seguridad que transmite su escudo frontal es una de las principales razones por las cuales son las favoritas de una parte de los usuarios.
 
 
  • Su tamaño también le aporta estabilidad a la hora de sortear los obstáculos que presenta la carretera y que para otros motoristas pueden resultar un dolor de cabeza, como la pintura de las señales de tráfico, las tapas del alcantarillado o las rejillas de ventilación. 
 
 
  • Al disponer de tres puntos de apoyo en lugar de dos, también son mucho más dóciles a la hora de marcar curvas o abordar una glorieta. De hecho, algunos modelos se fabrican y se venden con control de tracción con el fin de potenciar esta ventaja. Otro de los beneficios del triple punto de apoyo es que reduce las posibilidades de caída por deslizamiento del tren delantero o por desequilibrio, en comparación con los modelos de dos ruedas.
 
 
  • Todos los scooter de tres ruedas cuentan con un sistema de frenos muy eficaz. Al tratarse de un vehículo mucho más pesado que una moto de dos ruedas tradicional, se necesita un frenado firme y antideslizante que reaccione bien ante una frenada brusca. Asimismo, incluyen un sistema de suspensión y estabilización delantera automática que nos permite detenernos en un semáforo sin la necesidad de poner los pies en el suelo para sostenernos.
 
 
Antes de finalizar tenemos que mencionar la única desventaja que le vemos a las motos de tres ruedas y que es precisamente su tamaño, pues nos impide avanzar rápidamente entre los demás coches y nos convierte en uno más cuando estamos en medio del tráfico. Sin embargo, si realmente estás considerando adquirir un modelo con estas características, no dejes que este pequeño contratiempo te impida disfrutar de un medio de transporte rápido, cómodo y seguro como el scooter de tres ruedas