El mundo está lleno de listas de lugares a los que tienes que ir antes de morir y aunque no haya una guía definitiva ni obligatoria que debas cumplir, sí hay algunos rincones que bien valen la planificación y el esfuerzo: algunos dan testimonio de nuestra milenaria civilización, otros nos recuerdan el poder de la naturaleza y otras son prueba de la evolución intelectual y manual del hombre

 

Cuando se trata de viajar, los destinos y las posibilidades son infinitas. Esto hace que el problema muchas veces sea elegir a dónde ir primero y se haga necesario utilizar filtros para acotar la lista de lugares que nos apetece ver. Uno de los criterios más populares y utilizados es el de las siete maravillas del mundo, que se dividen a su vez en dos: las siete maravillas del mundo antiguo y las siete maravillas del mundo moderno, elegidas y establecidas mediante un concurso público que se llevó a cabo en el 2007 con el propósito de reconocer lugares con un incalculable valor histórico que siguen en pie. 
 
De las siete maravillas del mundo antiguo (Gran Pirámide de Guiza, los Jardines Colgantes de Babilonia, el Templo de Artemisa en Éfeso, la Estatua de Zeus en Olimpia, el Mausoleo de Halicarnaso, el Coloso de Rodas y el Faro de Alejandría) solo quedan algunas huellas. Por ejemplo, de los rastros del Templo de Artemisa quedan solo ruinas en Turquía y de los Jardines Colgantes de Babilonia no se tiene rastro de haber existido. De hecho, se pone en duda que alguna vez haya existido, pues solo quedan pinturas idealizadas, leyendas y una tradición oral que lo mantiene vivo. Sin embargo, sí es posible visitar las ruinas de Babilonia, ubicadas en el golfo Pérsico, exactamente en Irak. 
 
Si esta introducción no te ha convencido de adquirir un seguro de viajes y empezar a planificar tu próxima aventura, es porque no hemos hablado de las siete maravillas del mundo moderno que están ahí, en su sitio, contando su historia y dando testimonio del desarrollo de la mente humana para levantar mega estructuras perdurables.
 

Estas son las 7 maravillas del mundo modermo

Chichén Itzá (México): inscrito como Patrimonio de la Humanidad en 1988, es uno de los principales puntos arqueológicos de la península de Yucatán y es un vestigio arquitectónico de lo que fue la civilización Maya. 
 
 
Machu Picchu (Perú): así se conoce a un antiguo poblado inca construido presumiblemente antes del siglo XV y que se encuentra ubicado en la vertiente oriental de la cordillera Central, al sur de Perú. Es uno de los sitios más populares del planeta, en parte por ser considerado una maravilla arquitectónica y de ingeniería avanzada para su época.  
 
 
El Coliseo (Italia): probablemente una de las postales más conocidas de Roma y de Italia en General. El Coliseo es un anfiteatro construido durante el Imperio Romano, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco. Aunque ha sufrido daños y deterioro a causa de terremotos y de la mano del hombre, el Coliseo es considerado un símbolo de la grandeza de la Roma Imperial y una parada obligada en tu visita a Roma. 
 
 
El Cristo Redentor (Río de Janeiro): con una altura de 30 metros y ubicado en un pedestal de 8 metros, el Cristo Redentor es la imagen emblemática de Río de Janeiro y puede verse desde cualquier parte de la ciudad como si se tratara de un ángel guardián. Fue inaugurado en 1931 después de cinco años de trabajo. En 2012 fue declarado Patrimonio de la Humanidad. 
 
 
La Gran Muralla China: 21.200 km. De largo le dan su nombre grandilocuente. La Gran Muralla China es una fortificación china construida en el siglo V a. C. con el propósito de proteger al Imperio Chino de los ataques de las nómadas de Mongolia y Manchuria. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987. 
 
 
Petra (Jordania): Petra es el asentamiento arqueológico más importante de Jordania, cuyo principal atracción es Al Khazneh, un edificio labrado en la misma piedra que, a día de hoy, no se sabe con exactitud si fue construido para ser un templo o una tumba real. Fue declarado Patrimonio Mundial de la Unesco en 1985.
 
 
Taj Mahal (India): es quizá la construcción más famosa de India, el Taj Mahal fue un templo funerario construido entre 1631 y 1654 por orden del emperador musulmán Shah Jahan. El Taj Majal fue construido en honor a su esposa favorita, quien murió dando a luz a su decimocuarto hijo. Este palacio combina elementos de la arquitectura islámica, persa, india y un poco de la turca. Fue declarado como Patrimonio de la Humanidad en 1983.