La nieve es uno de los escenarios favoritos de los pequeños, ¿y qué mejor que llevarlos a disfrutarla mientras practican algún deporte o conocen lugares y paisajes nuevos? España cuenta con lugares maravillosos donde la nieve se vive como toda una experiencia y entre el sinfín de destinos que existen, hemos hecho una pequeña selección para ayudarte a elegir en tus próximas vacaciones

 

Uno de los mejores planes del invierno es llevar a los niños a la nieve, ya sea para practicar algún deporte o solo para disfrutar paisajes completamente blancos. Verlos explorar su textura, su color, su temperatura y hasta su sabor, ayudarles a hacer muñecos de nieve o disfrutar del trineo, nos hace revivir como padres la emoción de las primeras veces. Por ello hemos querido hacer una pequeña selección de cinco lugares dentro de España perfectos para viajar con niños, y recordarte que cuentas con tu seguro de salud Allianz y tu seguro de viaje, para que tú y tu familia estéis respaldados y seguros durante todas las vacaciones. 

 

¿Qué lugares puedo visitar en España para encontrar nieve?

Empezamos en los Lagos de Covadonga, una parada clásica durante el invierno y una de las más cómodas de Asturias. Estos lagos de origen glaciar están ubicados en el Parque Nacional de los Picos de Europa. Si puedes, te recomendamos que vayas en días posteriores a una nevada, pues la nieve recién acumulada te ofrecerá un paisaje más limpio y apto para deportes y juegos en general. En un día soleado se puede subir cómodamente en coche, aunque hay que llevar cadenas para los neumáticos, por si acaso. ¡Ah! Y no te vayas sin disfrutar de las vistas espectaculares desde el Mirador de la Reina. 

 

Continuamos nuestra ruta en el centro del país, específicamente en Valdesquí, una estación de esquí muy completa a solo una hora de Madrid. Aunque no permiten trineos en las pistas (uno de los juegos favoritos de los pequeños), tiene un circuito de minimotos donde pueden jugar y competir usando modelos de menor escala. Para los más profesionales, Valdesquí también cuenta con un parque de nieve y una escuela de esquí donde se enseñan y practican piruetas, además de un bar, un servicio completo de alquiler de equipos para deportes de nieve y todos los servicios de una estación de esquí tradicional. 

 

Nuestra tercera opción es La Cerdanya, a dos horas de Barcelona, un lugar maravilloso para visitar en invierno, por los paisajes que ofrece. Los niños pueden disfrutar del trineo o pueden emprender en familia El Camino de los Enamorados, una ruta de trekking muy tranquila que va en paralelo con la antigua acequia de Puigcerdà. Si buscas algo más deportivo, puedes hacer esquí de fondo en la estación Guils Fontanera, rutas en bici o carreras por los pueblos de la zona. 

 

Nuestra cuarta opción es Sierra Nevada en Granada, donde encontramos la estación de esquí con mayor altitud en España. Es la preferida de muchos por el buen clima que ofrece la mayor parte del invierno (tiene la temporada de nieve más larga de Europa, empezando a finales de noviembre y terminando el 1 de mayo aproximadamente) y los impresionantes paisajes que se pueden disfrutar. A una hora de esta estación tienes las playas de la Costa Tropical y a menos de treinta minutos el centro de Granada. Sin duda toda una joya para aquellos que buscan sacarle el mayor provecho a sus vacaciones.

 

Finalmente cerramos nuestra selección con la estación de esquí de Valdezcaray, en plena ladera del pico San Lorenzo, en La Rioja. Aunque no sea una de las más concurridas, es perfecta para deslizarse con la tabla o las raquetas, pues sus pistas alcanzan cotas desde los 1.500 hasta los 1.800 metros. Cuenta con terrazas solárium, una ludoteca y todos los demás servicios que presta una pista de su naturaleza.