Dinamarca, Alemania y hasta Finlandia ¿quién dijo frío? Viaja por Europa en el puente de diciembre y descubre cómo calienta motores la Navidad en el viejo continente.

 

La recta final del año siempre es un buen momento para hacer balance y cargarse de buenos propósitos. No obstante, el último mes del año también brinda la oportunidad perfecta para hacer una escapada y descubrir la versión más navideña de muchas ciudades. El calendario nos brinda varios fines de semana largos en los que aprovechar, comenzando por el puente de diciembre como la ocasión más inminente para viajar al extranjero.


Aunque muchos destinos nacionales comparten con un viaje internacional el encanto propio de estas fechas, hacer un viaje internacional no solo te permitirá ampliar horizontes, sino aprovechar para descubrir qué se ‘cuece’ por Navidad fuera del suelo patrio. Si estás pensando dónde viajar durante estas fechas, aquí va una selección de destinos para el puente de diciembre cargados de propuestas navideñas.

 

Copenhague (Dinamarca)

El norte de Europa esconde innumerables atractivos, muchos de ellos, mermados en parte por la amenaza de pocas horas de sol y temperaturas gélidas. Sin embargo, muchas de estas ciudades brillan con luz propia durante la época navideña y diciembre es un momento perfecto para conocer, entre otras, Copenhague.

Más allá de la afamada ‘sirenita’, esta capital europea ofrece numerosos atractivos que, tanto en el puente de diciembre como durante la Navidad, transforman la ciudad en un escenario de cuento. Pasear por el Tivoli, patinar sobre hielo, beber un glögg (el típico vino caliente del centro y norte de Europa), conocer la ciudad libre de Christiania… son solo algunas de las alternativas. Sin embargo, si puedes alargar un poco más tus vacaciones, no puedes perderte la a procesión de canoas de Santa Lucía. Multitud de daneses recorren con sus barcas llenas de luz los canales de la ciudad, todo un espectáculo que se celebra cada 13 de diciembre.

 

Nuremberg (Alemania)

Seguro que, si llevas tiempo planeando una escapada para este invierno, uno de tus destinos posibles es Berlín. Famosa por sus mercadillos navideños, es una ciudad que derrocha historia, pero Alemania y sus tradiciones, trascienden de la capital. Nuremberg, por ejemplo, es una ciudad llena de encanto que, semanas antes de las celebraciones, se sumerge en ese inconfundible espíritu navideño.

Entre sus principales atractivos te recomendamos el tradicional Christkindlmarkt o, o lo que es lo mismo, su mercado de Navidad que permanece abierto entre el 30 de noviembre y el 24 de diciembre. Ubicado en el casco histórico de la ciudad, es todo un espectáculo en sí mismo, con 180 stands ambientados para la ocasión, entre los que podrás encontrar desde productos navideños hasta el Glühwein, las galletas Lebkuchen y las salchichas locales, entre otros productos.

 

Brujas (Bélgica)

Si más que una escapada para el puente de diciembre buscas un auténtico viaje en el tiempo, tu destino para estas fechas es Brujas. La ciudad belga, a poco más de una hora en tren desde Bruselas, es un enclave de auténtica belleza en cualquier época del año. No obstante, ante la inminencia de la Navidad, esta ciudad medieval te hará caer rendido a sus encantos.

Luces, mercadillos navideños, canales y, cómo no, el mítico chocolate belga son solo algunas de los reclamos con los que la ciudad despertará tus sentidos. Con una población que ronda los 120.000 habitantes, es el destino perfecto para tu escapada pre-navideña durante la que, por otro lado, tendrás oportunidad de disfrutar de las cervezas Bush de Noel y Gluhkriek, que sólo suelen beberse en esta época del año.

 

Praga (República Checa)

Otro de los destinos por excelencia durante estas fechas es Praga. La capital checa es una opción perfecta para un viaje internacional ‘exprés’ y es que, en la recta final del año, la ciudad derrocha una incontestable calidez pese a las bajas temperaturas que registran los termómetros.

Dulces y artesanía se entremezclan en las casetas de madera que colonizan la plaza de la Ciudad Vieja, invitando a los visitantes a combatir el frío a base del tradicional vino caliente con especias.  Calles empedradas, un viejo castillo, casas medievales…, todo ello envuelto por un halo navideño muy singular, serán los ingredientes de la receta del éxito de tu viaje si eliges Praga como destino.

 

Rivaniemi (Finlandia)

No podíamos despedir nuestra selección sin mencionar uno de los escenarios que cada año, sirve de peregrinación para los acólitos de Papá Noel. La casa de Santa Claus está a pocas horas en avión desde España, en la ciudad de Rivaniemi en la Laponia Finlandesa.

¿Viajas con niños? Entonces prepárate para volver a la más tierna infancia en el Santa Park o, si lo prefieres, alójate en un iglú, disfruta de la cascada congelada de Korouma o date una sauna finlandesa mientras guardas en tu memoria las instantáneas de las auroras boreales que, con algo de suerte, te regalarán los paisajes del Círculo Polar Ártico. ¿Qué más se puede pedir?

 
Sea cual sea tu destino, no olvides contratar un seguro de viaje para tus vacaciones, la mejor garantía para disfrutar de tus viajes antes de volver a casa para celebrar las tradicionales fiestas navideñas en compañía de los tuyos.