Comodidad y protección son dos ‘imprescindibles’ que debes incluir en tu maleta si vas a viajar al extranjero estas vacaciones.

 

Los viajes al extranjero son, en sí mismos, toda una aventura. No es sólo que, en función del destino elegido, puedas conocer culturas más o menos diferentes a la tuya, además de lugares increíbles sino que estar a miles de kilómetros de casa constituye todo un reto. El desafío tiene mucho que ver con aquello que dejas atrás y es que, puestos a hacer la maleta, hay que aligerar equipaje. Muchas de las cosas que en tu día a día te parecen imprescindibles se quedarán en tierra y, sin embargo, deberás incluir otras muchas que pueden sacarte de más de un apuro durante tu viaje. 

La tranquilidad, no como factor que reste adrenalina a tus vacaciones, sino como garantía de que volverás sano y salvo, es uno de los elementos que no pueden faltar en tu maleta, lo mismo que, ciertos accesorios que te hagan la vida más fácil, incluso, cuando estés a cientos de kilómetros de distancia. 
 
¿No sabes qué debes llevar en tu viajar al extranjero? Toma nota: seguro de viaje, botiquín, documentación, información del país y tecnología adecuada. ¿Quieres saber por qué? ¡Sigue leyendo!
 

¿Ya sabes qué no debes olvidar en tu maleta?

1. Seguro de Viaje 
Hablar de viajes al extranjero es hablar, en muchos casos, de otras culturas, normas y servicios que, en ocasiones, poco o nada tienen que ver con lo que estás acostumbrado. Desde las leyes de cada país a la gastronomía, pasando por la atención sanitaria, hay muchos aspectos en los que un seguro de viaje puede serte de gran ayuda.
 
Existen multitud de alternativas que te permitirán dar con la opción más adecuada para tus vacaciones. En la práctica, los seguros de viaje son mucho más que un seguro médico en el extranjero y puedes encontrar desde completas pólizas que cubren elevados gastos médicos con una buena cobertura médica (e incluyen otras garantías, tales como cobertura de equipaje, repatriación o anticipos económicos durante el viaje), a otras propuestas más limitadas que, sencillamente, protegerán tu inversión en caso de cancelación.
 
2. Botiquín 
Tanto si eres propenso a los accidentes como si no, algo que no puede faltar en tu equipaje es el botiquín. Los problemas de salud pueden asaltarte en cualquier momento y no querrás que una indigestión o un dolor de muelas, por ejemplo, arruinen tus vacaciones. Tu botiquín de viaje no tiene por qué ocupar demasiado espacio en la maleta, sólo el suficiente para incluir, por ejemplo, un termómetro, analgésicos, antitérmico y antiinflamatorios, algún que otro remedio para el estreñimiento o los problemas estomacales y material básico para curas (gasas, agua oxigenada, tiritas, tijeras y similares). 

Tampoco está de más que metas en tu botiquín protectores para la piel en forma de repelentes de insectos y crema solar;  antihistamínicos y hasta pastillas potabilizadoras de agua (¡nunca se sabe!).
 
3. Documentación 
Aunque esté en el ecuador de nuestra lista, el orden de los factores, no altera el resultado o, lo que es lo mismo, el capítulo de la documentación es tan importante como los anteriores dedicados al seguro de viaje o el botiquín. Y es que, antes de poner rumbo a tu destino en el extranjero deberás hacer acopio de documentos oficiales.
 
Al margen de tramitar todos aquellos documentos encaminados a tu identificación, ya sea en forma de visados, pasaporte o, sencillamente, el DNI, deberás asegurarte de que están en vigor, respetando la vigencia exigida para cada uno de ellos por el país al que te encamines. La documentación relativa a tu seguro de viaje o la tarjeta sanitaria europea serán también imprescindibles en tu maleta.
 
4. Información del país 
La información es poder y, en términos de viajes al extranjero, mucho más. Con esto no queremos decir que renuncies al factor sorpresa del viaje. De hecho, descubrir tu destino una vez que toques tierra, será sin duda uno de los principales atractivos de las vacaciones. Se trata más bien, de hacer acopio de cierta información básica que puede serte de utilidad.
 
Conocer la dirección de la embajada española en el país, los medios de transporte y tarifas más recomendables para el viajero o los puntos de interés turístico son sólo algunas de las cuestiones sobre las que puedes investigar antes de poner rumbo a tu destino.

5. Tecnología adecuada al país
La evolución de la tecnología nos permite estar conectados, prácticamente, desde cualquier parte del mundo. Sin embargo, no en todos los escenarios resultará sencillo, por ejemplo, encontrar un enchufe para cargar el móvil, la tablet o el portátil en caso de que te acompañen en tu aventura. Para el primero de los supuestos conviene que eches en tu mochila una batería de repuesto o un cargador portátil para que no entres en pánico si, después de hacerte un millón de selfies, tu Smartphone decide tomarse un descanso. Para tabletas y portátiles puedes optar por una medida similar aunque tampoco está de más que incluyas en tu equipaje un adaptador para los enchufes.
 
Si quieres disfrutar de sin sobresaltos de tu viaje al extranjero, no olvides incluir estos cinco ‘imprescindibles’ en tu maleta. ¡Buen viaje!