El Oktoberfest es una de las fiestas más emblemáticas de Alemania y la festividad más grande del mundo, con un promedio de 6 millones de visitantes por año. Su edición 2018 está a punto de terminar, así que quizá quieras echarle un vistazo a la planificación de su fin de semana de cierre para que no te quedes sin celebrar junto a una merecida jarra de cerveza.

 

Quizá pocos lo saben, pero el Oktoberfest tiene su origen en 1810, en el marco del matrimonio del príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia- Altenburgo. La boda se llevó a cabo en un campo abierto (que luego se llamó Theresienwiese) y fue tan majestuosa que la corte decidió bautizarla como Oktoberfest, que se traduce literalmente como ‘fiesta de octubre’. Desde entonces se celebra todos los años en el mismo campo abierto donde empezó todo, aunque con algunos ajustes hechos a lo largo de los años para adaptar el evento a la cantidad de asistentes que convoca, como el adelanto de las fechas para aprovechar los últimos días de sol de septiembre. 
 
La edición de este año está punto de terminar, pero todavía estás a tiempo de hacerte un seguro de viaje y escaparte un fin de semana para disfrutar de los últimos litros de cerveza bajo las carpas, el ambiente y el buen clima de Munich. Si tienes la oportunidad de hacerlo, aquí te damos algunas recomendaciones sobre cómo comportarte y qué hacer en el Oktoberfest. 
 

Indicaciones para principiantes

Si es la primera vez que vas, te explicamos un poco la dinámica: el recinto está lleno de carpas donde se sirve la cerveza en grandes jarras de vidrio grueso con logos de las cervecerías que participan en el evento. Aunque pueden parecer un souvenir perfecto, está prohibido llevarse los tarros en los que te sirven la cerveza y su robo puede costarte una multa de 50 euros. Puedes comprar vasos parecidos en las carpas de campaña a un precio razonable. 
 
El evento funciona por carpas: cada una está ocupada por una marca de cerveza, con mesas y meseros que gestionan el flujo de cerveza y comida. Es tan grande la magnitud del Oktoberfest que durante las dos semanas de duración se comercializa el 30% de la cerveza producida en todo el año en la región. Lo más recomendable es que reserves o llegues temprano para conseguir mesa.
 

Recomendaciones generales

El precio es de entre 7€ y 7.50€ por litro de cerveza; también encontrarás agua, refrescos y bebidas más ligeras, desayunos, almuerzos y cena con precios entre los 8€ y los 50€. 
 
Procura llevar dinero en efectivo porque hay muchas carpas que no aceptan el pago con tarjeta. 
 
Es mejor que llegues en transporte público y dejes el coche aparcado en otro lugar de la ciudad. La policía no te dejará acercarte mucho al área del evento y encontrar aparcamiento puede ser un verdadero problema. 
 
 

Planes para los últimos días

Los cuatro últimos días son de celebración y cierre por haber completado una nueva edición con éxito. El martes 2 de octubre se llevará a cabo un día familiar en el que los precios de las atracciones infantiles serán reducidos para el disfrute de los más pequeños. El jueves 4 de octubre habrá una reunión masiva de todos los feriantes en la carpa Hippodrom. Finalmente el martes 7 de octubre tendrá lugar la clausura de los stands, que se lleva a cabo a medianoche.