picaduras de insecto

 

28/10/2019. La mayoría de picaduras de insectos no representan inconvenientes más allá del enrojecimiento, picazón, ardor o hinchazón y molestia constante hasta que la herida cura. Sin embargo, en algunas ocasiones excepcionales, las picaduras de insectos como las abejas, avispas u hormigas rojas pueden causar reacciones alérgicas potenciales e incluso transmitir enfermedades como el virus del Nilo Occidental. Te lo contamos todo a continuación.

 

Pocas veces tratar picaduras de insectos requiere de atención urgente o de la ayuda de tu seguro de salud, pero cuando la persona afectada resulta ser alérgica o tener alguna condición que debilite su sistema inmunológico, pueden aparecer problemas. Los síntomas de una picadura de mosquitos o de cualquier otro insecto (como una araña o una garrapata) suelen variar entre sí y es importante identificar qué fue lo que te picó para poder seguir el tratamiento adecuado en caso de necesitarlo. 
 
 

¿Cómo afectan las diferentes picaduras?

Mosquitos: los mosquitos suelen provocar pequeñas ampollas que pican. En zonas demasiado húmedas o con estancamientos de agua, los mosquitos pueden ser transmisores de enfermedades como el dengue. 
 
Abejas y avispas: cuando una abeja ataca, deja el aguijón enterrado en la capa subcutánea y duele. Para curar la picadura, es necesario extraer el aguijón y aplicar un poco de alcohol para desinfectar la herida. Por su parte, las avispas no dejan el aguijón, pero se puede dar hinchazón en la zona afectada que puede ir en aumento en las horas posteriores a la picadura. 
 
Garrapatas:  son portadoras, entre otros males, de la enfermedad de Lyme, y es necesario que después de una picadura se reciba atención médica. Las garrapatas actúan adhiriéndose a la piel y chupando la sangre de su víctima, por lo que hay que arrancarla y dejar que la picadura cicatrice. En los días posteriores aparecerá una costra negra y poco después la piel quedará como si nada hubiese pasado. 
 
Arañas: las picaduras de arañas suelen ser reconocibles porque generan una mancha roja en la piel con dos puntitos en el centro. Aunque muchas especies de arañas pueden ser potencialmente venenosas, las que existen en España son muy poco peligrosas. 
 
Pulgas y chinches: ambos suelen atacar de manera silenciosa, dejando picaduras y ronchas agrupadas en las zonas del cuerpo donde han atacado. 
 
 

¿Qué hago si me pica alguno de estos insectos? 

Los pasos a seguir después de una picadura de insecto son bastante sencillos, a menos que la persona afectada sea alérgica a dicho insecto (como a las abejas, por ejemplo). Lo mejor que podemos hacer tras detectar la picadura es limpiarla con un algodón y un poco de alcohol para desinfectarla (en caso de no disponer de alcohol, puedes lavarla con agua y jabón). Si es un niño el afectado y se rasca mucho la zona, puedes aplicarle calamina o amoniaco para mejorar los síntomas. 
 
En el caso de que la picadura desencadene reacciones alérgicas, es importante reconocer los síntomas para actuar cuanto antes: picor en los ojos, las plantas de los pies y de las manos y enrojecimiento del cuerpo. Si la alergia es grave, puede causar dificultad para respirar, malestar general, náuseas, vómitos y escalofríos. En estos casos es vital llamar cuanto antes al 112