por qué viajar a lanzarote

 

17/10/2018. Lanzarote es uno de esos lugares que no necesita demasiada publicidad porque se vende solo. Esta impresionante isla pertenece a la provincia de Las Palmas, es la tercera isla más poblada de Las Canarias y es en su totalidad Reserva de la Biosfera de la UNESCO desde 1993. Una isla fuera de serie: sus playas, alucinantes paisajes naturales que parecen dignos de un libro de ciencia ficción y su encanto general son todo lo que necesitas para decidirte a conocer Lanzarote de una vez por todas.

 

Como el resto de las Islas Canarias, Lanzarote es el producto de procesos geológicos iniciados en el mesozoico, hace aproximadamente unos 11 millones de años. Esto da como resultado paisajes dignos de las crónicas marcianas de Ray Bradbury, con tonos rojizos, verdosos, grises, negros y marrones que no parecen de este planeta. A nosotros, como especialistas en seguros de viajes  que somos, nos encanta explorar destinos españoles que merecen toda nuestra atención y Lanzarote es el destino de hoy. 

 

Red de Centros de arte, Cultura y Turismo de Lanzarote

Existen muchos motivos para visitar esta isla, pero lo más justo sería empezar por el legado de César Manrique, el pintor nacido en Arrecife que buscó toda su vida lograr espacios únicos integrados dentro del espacio natural de la isla, que es lo que hoy vendría siendo la red de Centros de Artes, Cultura y Turismo de Lanzarote. El más famoso es quizá los Jameos del Agua, un antiguo tubo de volcán de la Corona transformado por Manrique en un espacio lleno de armonía, paz, belleza y sosiego. El lugar cuenta con un Auditorio que respeta sus características geológicas y que lo convierten en un lugar para la introspección, la reflexión y la ensoñación. 

El Mirador del Río es también una de las herencias del polifacético artista canario, desde donde se tiene la mejor vista de todo el Archipiélago Chinijo. Lo maravilloso de este lugar es que está tan mimetizado con la naturaleza que la rodea que desde la playa de Famara o la isla de La Graciosa es difícil identificarlo. También forman parte del legado de Manrique la Casa Museo del Campesino, el Jardín de Cactus, la Casa Museo César Manrique en Haría, la Fundación César Manrique y la rehabilitación del Castillo de San José. 

 

Visitar las Montañas del Fuego

En el corazón del Parque Nacional de Timanfaya están las Montañas del Fuego, un lugar espectacular cuya principal atracción es la actividad volcánica. Estas montañas son producto de las violentas erupciones que ocurrieron en la isla entre 1730 y 1736, un acontecimiento del que puedes conocer más tomando la Ruta de los Volcanes, un recorrido que se hace por todo el parque con demostraciones in situ en las que se puede percibir el calor que emana de las anomalías geotérmicas que posee el islote. Una experiencia inmersiva muy enriquecedora para entender mejor por qué Lanzarote parece un lugar fuera de este mundo. 

 

Recorrer viñedos

Los agricultores tienen un ingenio infinito para sortear las adversidades meteorológicas, e idearon mecanismos de siembra de vid en hoyos redondos y profundos que protegen la uva del viento. Estos agujeros aprovechan las propiedades de la ceniza volcánica que hay en el suelo para retener la humedad y paliar la falta de lluvia, lo que da como resultado vinos de primera calidad y un paisaje rural digno de enmarcar.