¿Eres un amate de las motos? ¿Te gusta viajar por europa sobre dos ruedas? Allianz te propone tres rutas con diferentes niveles de dificultad para que elijas la que más te gusta para tus próximas vacaciones

 

Si una novela nos lleva a otra novela y un poema nos lleva a otro poema, un viaje, naturalmente, nos lleva a otro viaje. En este artículo vamos a hacer una breve pero emocionante exploración por las tres mejores rutas para recorrer Europa en tu moto. Esperamos con esto, darte ideas para tu próxima aventura, o darte el último empujón si aún te lo estás pensando, pero, sobre todo, recordarte que queremos asistirte durante este y todos tus viajes por Europa con nuestro seguro de moto Allianz, que te garantiza cobertura internacional y asistencia en caso de alguna emergencia.

 

Ruta local para principiantes

Empezando por las rutas locales, esta es una de las más sencillas de hacer y representa una nueva y efectiva manera de conocer el sur de nuestro país con detenimiento. El viaje comienza en Málaga y durante once días podrás conocer, visitar y admirar las maravillas arquitectónicas que alberga Sevilla, los colores intensos de Córdoba, el encanto escondido en la ciudad portuguesa de Santiago do Cacém y la familiaridad de los habitantes de Lisboa. En total recorrerás 2.640 km. durante unas 6 o 7 horas al día, según recomendaciones de motoristas más experimentados.

 

Esta es una ruta relativamente fácil, recomendada para cualquier motorista, incluso para aquellos que están empezando en esto de recorrer el mundo en dos ruedas. De igual manera, lo más aconsejable es que busques grupos de motoristas con quienes compartir la ruta, para mayor comodidad y seguridad.

 

Ruta por los Alpes Centrales

Siguiendo con esta ruta de viajes en moto por Europa, llegamos a esta magnifica ruta en la que podrás circular cada día por diferentes paisajes de Austria, Suiza, Alemania e Italia, recorriendo aproximadamente 1.580 km. Esta ruta puede hacerse más larga o más corta dependiendo de las opciones que elijas; puedes dormir en un mismo hotel durante el tiempo de viaje y moverte en idas y venidas de un día, o puedes dormir en cada país al que llegues.

 

Aunque los kilómetros sean menos que la ruta anterior, no te dejes engañar: los Alpes Centrales suelen tener carreteras serpenteantes que requieren una experiencia más sólida, por lo cual, es recomendable para motoristas que recorran unos 10.000 km al año. 

 

Ruta por la Bretaña Francesa

Nantes es el punto de partida de esta ruta en la que hallarás un paisaje inolvidable detrás de cada curva para que disfrutes de las vistas que este increíble paraje galo tiene para ofrecer a los viajeros. De Nantes pasamos a Rochefort-en-Terre y a sus preciosas casas coloniales; de allí a Vannes y su centro histórico de apariencia tradicionalmente bretona; pasaremos también por Concarneau y finalmente por Locronan, un tranquilo pueblo donde el musgo y la piedra negra marcan la estética general de sus calles. Al terminar este viaje habrás recorrido unos 900 km, la distancia suficiente para que te quedes con ganas de volver lo antes posible. 
 
La primavera es la época más recomendable para disfrutar de estos impresionantes paisajes y, aunque existen autopistas que nos hacen el trayecto más sencillo, la verdadera aventura empieza cuando nos desviamos hacia la red de carreteras secundarias francesas, que tanto tienen que aportar a nuestro viaje. 

 

 

Consideraciones finales

Ten en cuenta que los kilómetros por recorrer y los días de viaje de estas tres rutas es estimada y varía dependiendo de la velocidad, el ritmo y el tiempo que invirtamos en cada parada. No tardará lo mismo un motorista experto que uno que lleva unos pocos viajes a sus espaldas. Así que, tómate tu tiempo, ve a tu ritmo y, sobre todo, disfruta de tus viajes con la confianza de tener un seguro Allianz respaldándote.