Además de ser uno de los países más fascinantes del mundo gracias a su historia y costumbres, Rusia acoge este año el Mundial de Fútbol por primera vez en su historia. Si estás pensando en ir a apoyar a España o simplemente aprovechar la oportunidad para conocerlo, aquí te decimos todo lo que tienes que saber para que prepares tu viaje sin contratiempos.

 

Este año Rusia será la sede del evento deportivo más famoso del planeta: el Mundial de Fútbol, que se celebrará este verano en suelo ruso. Pero además de toda la atención que está recibiendo, Rusia, es un país fascinante tanto por su historia como por todo el aporte cultural, intelectual y artístico que ha hecho a la sociedad occidental. Desde figuras políticas determinantes que han moldeado el destino del mundo hasta escritores que revolucionaron la forma de entender la literatura. Rusia lo tiene todo y visitarlo es el sueño de muchos. 

 

A la hora de organizar un viaje, debemos recordar que es el país más grande del mundo a nivel de territorio. Lo principal es asegurarte de los requisitos que debes cumplir como español para el visado (que aunque puede ser un trámite complejo, es poco común que se niegue el visado turístico a nadie), hacerte con el seguro de viaje más completo que puedas y hacer una investigación previa sobre aspectos técnicos como el clima, la distancia entre las ciudades o lugares que quieras visitar y las oportunidades de turismo que tienes de acuerdo a tus intereses. 

 

Claramente, si no eres un amante del fútbol, ir este verano puede que no sea la mejor idea, sobre todo si tienes ganas de conocer las principales ciudades del país. Estarán atestadas de turistas y fans de este deporte, por lo que será difícil pensar en algo más que no sea la competición. La buena noticia es que para el momento en que llegue el invierno, el país se habrá descongestionado, habrá llegado el frío y la nieve, dos de los elementos más representativos de Rusia. Si vas en los últimos meses del año o en los primeros, tendrás la oportunidad de conocer la Rusia ‘más real’, aunque, sin duda, con todas las complicaciones que traen las temperaturas bajo cero y los varios centímetros de nieve acumulados en las calles. 

 

Los inconvenientes del idioma

Puede ser que este sea el aspecto que más miedo nos cause al considerar un viaje a Rusia, ¿qué pasa si los carteles están en cirílico, si no puedo entender a la gente, si nadie habla inglés o español? Si te has hecho todas estas preguntas, tranquilo: Rusia tiene una parte turística bien desarrollada y en los puntos de mayor concentración turística todo está escrito en ruso y en inglés, así que no debería haber ningún problema en cuanto a la comunicación. 

 

Tampoco debes preocuparte por el metro o cualquier otro medio de transporte, porque las máquinas para comprar billetes y las paradas también están en ambos idiomas, facilitándole el viaje a los extranjeros. En el caso del metro o del bus, lo más prudente es usar el GPS e ir contando las paradas, pues puedes no entender los nombres por los altavoces. En Rusia no es tan común que la gente hable inglés como en otros países de Europa, así que si por algún motivo necesitas hablar con alguien en la calle para que te dé indicaciones, dirígete a gente joven, pues tendrás más posibilidades de conseguirlo. 


 
Siguiendo estas indicaciones de cara a tu viaje, el único problema que tendrás en Rusia será que te quieras quedar más tiempo.