Recorrer el mundo con la única compañía de una buena mochila y la emoción de vivir una gran aventura será más gratificante si no dejas todo al azar

 

La sensación de ser, en parte, dueños de nuestro propio destino sin imponer barreras en el conocimiento de nuevos lugares o culturas seduce a miles de viajeros que, mochila al hombro, emprenden travesías más o menos largas a miles de kilómetros del hogar.
 
Aunque en la práctica, este tipo de escapadas sucumben con facilidad a la improvisación, no está de más tener en cuenta ciertas recomendaciones básicas de antemano. Siguiendo unos sencillos consejos para organizar tu viaje de mochilero, conseguirás sacar todo el partido a la experiencia minimizando los riesgos. ¡Toma nota!
 

El presupuesto
La piedra angular sobre la que se asienta cualquier viaje es el presupuesto. Aunque no es necesario hacer una gran inversión para disfrutar de un gran viaje, conviene hacer el cálculo de lo que supondrán billetes, alojamiento y gastos varios como comida, entradas u ocio para priorizar qué cosas te interesa más hacer y cuáles puedes sacrificar.
 
No obstante, siempre puedes buscar fórmulas para ahorrar dinero, como reservar con antelación, alojarte en casa de algún amigo o nativo del destino en cuestión, o comprar en el supermercado en lugar de comer en restaurantes a diario.
 

Elige el destino
Otro de los consejos básicos para organizar un viaje de mochilero tiene que ver con la elección del destino. Aunque la perspectiva de recorrer la selva amazónica pueda llegar a seducirte, es posible que si tienes una semana para organizar tus vacaciones, no sea el destino más acertado. Ten en cuenta el tiempo que has de invertir en desplazamientos y también tu experiencia como viajero. Si es la primera vez que viajas con la única compañía de tu mochila, no fuerces las cosas. Hay destinos muy seductores por su riqueza cultural, como puede ser la India, aunque conviene que descubras los encantos de la experiencia poco a poco.
 
Si estás dispuesto a emprender la aventura por primera vez, Tailandia te ayudará a conocer las mieles del universo mochilero sin grandes desafíos. El país asiático es una de las opciones preferidas por mochileros de todo el mundo pero, además, cuenta con todo tipo de servicios y facilidades para proporcionarte una estancia enriquecedora que te deje con ganas de más.
 

Itinerario y servicios
Este capítulo es sumamente importante para hacer de tu experiencia todo un éxito. Establecer los lugares que quieres visitar durante tu viaje te permitirá optimizar al máximo el tiempo, aunque no hay por qué ser inflexible. Se trata, más bien, de tener una hoja de ruta que te sirva de orientación para completar la experiencia. 

Conocer de cerca otras cuestiones tales como medios de transporte, embajadas o centros sanitarios así como defenderte en otro idioma (el inglés es un gran aliado) también te será de gran ayuda. 
 

La mochila
En todo viaje de mochilero existe, por supuesto, un elemento fundamental: la mochila. ¿Qué debes incluir en ella? El tiempo es relativo y, aunque una estancia prolongada fuera del hogar puede inducirte a pensar que necesitarás un equipaje enorme, lo cierto es que no es así. Lo fundamental es que te permita moverte con libertad de modo que, no cargues demasiado. Junto a prendas básicas tales como mudas, un par de camisetas, un pantalón largo y uno corto, sudadera, calzado apropiado y chanclas, no has de olvidar incluir un pequeño neceser, una toalla (que seque rápido) y un botiquín de viaje.
 
Es imprescindible que lleves toda la documentación en regla y, cómo no, que te informes con antelación de las posibles vacunas que debas ponerte o se recomienden.
 

Contrata un seguro
El espíritu aventurero es un rasgo común a la mayoría de los mochileros, una naturaleza intrépida que no está reñida con el hecho de ser precavido. Contratar un seguro de viaje es otro de los consejos que has de llevar a la práctica si quieres minimizar los riesgos de una experiencia que, como cualquier otra, puede verse salpicada de situaciones inesperadas.
 
En algunos países la contratación de este tipo de pólizas es obligatoria para poder acceder al territorio nacional aunque, para cualquier parte del mundo, contar con coberturas médicas, asistencia en viaje o repatriación es una garantía de tranquilidad para ti y los tuyos. 
 
¿Has tomado nota? La organización previa no mermará, en absoluto, el atractivo de tu viaje. Ahora sólo te queda ponerte manos a la obra y hacer realidad tu sueño de vivir la experiencia.