seguro ciberataques

Desde que se decretó el estado de alarma por el coronavirus pasamos muchas más horas en Internet, especialmente buscando información sobre la pandemia o entretenimiento online, comunicándonos con nuestros familiares y amigos, en redes sociales y también comprando, de hecho, las ventas online de determinados productos se están disparando estos días.

Aprovechando que estamos más conectados, somos más dependientes de Internet y sobretodo, más vulnerables, los cibercriminales están más activos y creativos que nunca, buscando nuevas formas de hacer daño, robar nuestros datos e incluso nuestro dinero, por este motivo, tenemos que acostumbrarnos a tomar determinadas medidas de seguridad para navegar por Internet:

  • No abrir correos de remitentes desconocidos, podrían instalarnos programas dañinos y conseguir acceso a nuestros dispositivos. Estos días los cibercriminales están utilizando asuntos relacionados con la cura del coronavirus.
     
  • No descargar aplicaciones ni documentos no oficinales con datos del coronavirus.
     
  • No proporcionar claves de usuario ni datos personales por teléfono ni Internet, especialmente si no eres tú el que contacta con la empresa o no la conoces.
     
  • Verificar la dirección de Internet de la web a la que accedes, las webs seguras son las que empiezan por https://, la s es la que indica que la web es segura.
  • No hacer caso de los bulos ni los compartas: fíate solo de fuentes oficinales o serias, estos días están corriendo muchas noticias falsas, como por ejemplo, la de que el seguro de coche no te cubre durante el estado de alarma.
     
  • Contratar un Seguro de Ciberseguridad si tienes un negocio, hoy en día hasta los negocios más pequeños son vulnerables a sufrir ataques como usurpaciones de datos, robos o chantajes que pueden ocasionar graves pérdidas económicas e incluso el cese de su actividad.

 

A la hora de realizar una compra online, te aconsejamos aplicar además, estas medidas para evitar fraudes:

  • Buscar información sobre la empresa: mira si tienen un teléfono de contacto, dirección física u opiniones de clientes, también te puedes fijar en la calidad de la web y las descripciones de los productos, si la compra es de un importe considerable, incluso te puede interesar contactar con ellos para solicitar información sobre el producto y comprobar así cómo responden.
     
  • Utilizar formas de pago seguras, algunas opciones son:
     
    • Contra reembolso o con recogida en tienda si la opción está disponible
       
    • A través de herramientas intermediarias seguras como Paypal, Google Wallet Apple Pay, de esta forma no tendrás que proporcionar tus datos a la empresa, ya los tendrá la intermediaria.
       
    • Con tarjeta utilizando plataformas de pago seguras, son páginas intermedia pertenecientes a un banco, caja o a la red a la que pertenece la entidad bancaria. Puede que para verificar que eres realimente tú te envíen un SMS a tu móvil, te pidan el CVV o las coordenadas de tu tarjeta, pero nunca te pedirán tu PIN. También hay personas que contratan tarjetas de débito únicamente para compras online, de esta forma, si tienes poco dinero en la tarjeta, en caso de robo, el daño no sería tan grave.
       
    • Con transferencia bancaria, es bastante seguro porque la tienda no recibirá tus datos pero una vez hecho el ingreso, no podrás recuperar el dinero a no ser que la empresa esté de acuerdo.

Si seguimos estos consejos y sobretodo, el sentido común, no deberíamos tener ningún problema navegando por Internet, todo lo contrario, nos va a resultar de gran utilidad para mantenernos informados y por qué no, si tenemos más tiempo libre, aprovechar los recursos prácticamente ilimitados que tenemos en Internet para formarnos, hacer deporte o simplemente divertirnos.

 

#YoMeQuedoEnCasa
#MasDigitalesQueNunca
#StopBulos