La zona euro experimenta un ligero progreso para lograr un crecimiento más equilibrado

  • El Monitor Europeo 2011 de Allianz muestra una reducción de los desequilibrios macroeconómicos en la zona euro por primera vez desde 2007
  • 12 de los 17 países de la zona euro han experimentado una mejora en las calificaciones del informe
  • Bélgica, Estonia, Finlandia, Alemania y España son los países que más han mejorado respecto a 2010
  • Alemania, Luxemburgo y Austria lideran el ranking del Monitor Europeo; Grecia, Irlanda y Portugal cierran el listado
  • España ha subido una posición en el ranking y ha mejorado su calificación en tres de las cuatro categorías que evalúa el Monitor


El Monitor Europeo 2011 de Allianz muestra que, por primera vez desde 2007, los desequilibrios macroeconómicos en la zona euro en su conjunto han decrecido ligeramente. El sector privado, en particular, ha conseguido disminuir sus niveles de deuda significativamente. El Monitor Europeo es una herramienta de alerta para medir el grado de éxito que cada miembro de la Unión Monetaria Europea está logrando para alcanzar un crecimiento equilibrado y contribuir a la estabilidad de la zona euro.


Michael Heise, Economista Jefe de Allianz SE, comenta sobre los resultados de este año: "2011 ha sido un año crítico para la zona euro. La confianza de los mercados financieros en la sostenibilidad de la deuda pública todavía no se ha restablecido. Sin embargo, a pesar de las discusiones frenéticas en los mercados financieros sobre resultados apocalípticos y la posibilidad de la desaparición de la zona euro, la realidad es que se han producido avances alentadores, tal y como muestra el informe".


Principales conclusiones del Monitor Europeo 2011

  • Por primera vez desde 2007 los desequilibrios macroeconómicos en la zona euro en su conjunto no se han ampliado. 12 de los 17 estados miembros han visto una ligera o moderada mejora en sus calificaciones.
  • Una vez más, ningún país ha logrado una puntuación completamente satisfactoria (más de 8) en su crecimiento. Alemania, Luxemburgo y Austria lideran el ranking de 2011: los tres han conseguido mejorar su calificación global respecto a 2010.
  • Chipre, Grecia y Eslovenia han sido los únicos países en empeorar su calificación respecto al año anterior. En el caso de Grecia se debió principalmente a la caída de la demanda interna y a la tasa de desempleo.
  • Las mejoras más pronunciadas en la calificación han sido para Bélgica, Estonia, Finlandia, Alemania y España.
  • Francia mantiene una posición intermedia (nº10), con diversos indicadores negativos (déficit presupuestario, tasa de desempleo, productividad laboral,...), aunque los indicadores sobre la deuda privada y el déficit público han mejorado.
  • Como era de esperar, Grecia sigue cerrando el ranking. La situación de Irlanda y Portugal, aunque preocupante al obtener una calificación inferior a 4, ha mejorado. Irlanda ha incrementado ligeramente su resultado (de 3,5 a 3,7), mientras que Portugal se ha mantenido estable (3,9).
  • Italia, que últimamente está en el punto de mira, ha mejorado una posición respecto a 2010. Ha pasado de la posición 13 a la 12 (y su calificación se ha mantenido estable). El punto en el cual más ha mejorado ha sido el ratio de deuda sobre el PIB de los hogares.
  • Eslovenia no ha alcanzado las expectativas que había despertado, pero las otras dos incorporaciones recientes de Europa del Este a la zona euro, Estonia y Eslovaquia, han hecho un progreso notable, mejorando sus calificaciones de forma sustancial. Estonia es el alumno modélico en cuanto a finanzas públicas; además, sus hogares y empresas han conseguido reducir sus ratios de deuda. Eslovaquia también ha mejorado el ratio de deuda de los hogares y su balanza de pagos.
  • La mejora global más relevante la han experimentado los indicadores que miden la deuda privada y exterior, con el desapalancamiento en el sector privado haciendo un progreso significativo.
  • Es importante resaltar que la reducción de los desequilibrios macroeconómicos ha tenido lugar en un entorno de débil actividad económica en muchos países. En los indicadores sobre el déficit gubernamental, los costes laborales unitarios, la demanda interna y la productividad laboral, los resultados serían probablemente mejores si se hiciera una lectura ajustada al ciclo económico.


Mejora la posición de España


España está entre los países que han experimentado un mayor crecimiento en la calificación del Monitor Europeo. Su puntuación ha pasado del 4,0 al 4,5 y su posición en el ranking ha subido del número 14 al 13.

El país ha puesto fin a la tendencia bajista que ha experimentado su resultado en el Monitor Europeo desde 2005. España ha mejorado su calificación en tres de las cuatro categorías que se evalúan en este informe: sostenibilidad fiscal; empleo, productividad y eficiencia en los recursos; y deuda privada y exterior. En la categoría de competitividad y demanda interna la calificación ha sido la misma que en 2010.


A pesar de la evolución positiva, España todavía tiene margen de mejora. En algunos indicadores el país todavía tiene puntuaciones inferiores a 4.


Recomendaciones globales para un futuro más estable

  • A pesar de los alentadores signos de mejora que señala el Monitor Europeo de este año, los esfuerzos políticos para restablecer el crecimiento y reducir los desequilibrios macroeconómicos deben intensificarse. Sin progreso en las economías reales, la confianza del mercado no volverá, independientemente de los intentos de buscar nuevas formas de financiación de emergencia.
  • Como muestra el Monitor Europeo 2011, los retos son todavía enormes. La moneda única europea está en la encrucijada y las decisiones que se tomen en los próximos meses serán cruciales para su futuro. O se establece el euro como un sistema viable que merezca y goce de la confianza de la gente y de los mercados financieros o está condenado a la desaparición, con todas las consecuencias que podría llevar el proceso de volver a las monedas nacionales. Un fracaso del euro podría amenazar todo el proyecto europeo y minar, posiblemente durante un largo tiempo, la visión de los fundadores de tener una Unión cada vez más unida.
  • Sólo con austeridad no se logrará que las economías en crisis vuelvan a ser prósperas. Medidas para promover el crecimiento deben ser implementadas, no sólo para controlar las finanzas públicas sino también para convencer a los ciudadanos de que hay luz al final del túnel.


Sobre el Monitor Europeo de Allianz


La segunda edición del Monitor Europeo de Allianz, publicación sucesora del Monitor Europeo del Crecimiento y el Empleo, captura la imagen de 2011 mientras la zona euro se esfuerza por tomar el control de la crisis de la deuda. Tanto el Monitor Europeo como las anteriores publicaciones de Crecimiento y Empleo han ido recalcando la necesidad de reformas en la zona euro y han resaltado los riesgos que emanan de un crecimiento desequilibrado.


El Monitor Europeo evalúa y califica a los 17 países del euro basándose en su contribución a un crecimiento equilibrado, es decir, crecimiento desprovisto de desequilibrios macroeconómicos y que contribuye a la estabilidad de la zona euro. El Monitor clasifica los estados según 15 indicadores cuantitativos divididos en cuatro categorías: sostenibilidad fiscal; competitividad y demanda interna; empleo, productividad y eficiencia de los recursos; y deuda privada y exterior. El Monitor Europeo está diseñado para ser una herramienta de supervisión macroeconómica y de alerta, destacando desequilibrios actuales y emergentes.


Accede a la versión completa del Monitor Europeo 2011 de Allianz haciendo clic aquí (en inglés).


Múnich/Barcelona, 27 de diciembre de 2011

Para más información:
Nicolai Tewes Tel. +49.89.3800.4511
Lorenz Weimann Tel. +49.69.263.18737
Laura Gallach Tel. +34.93.228.67.83


Estas aseveraciones, al igual que todo el contenido publicado en esta página web, quedan sujetas a la Nota Preventiva referente a las afirmaciones sobre expectativas, disponible a la derecha de esta información