Billy Wilder, Hitchcock, Woody Allen...Directores rendidos al seguro

A lo largo de los años, múltiples han sido los directores de cine seducidos por el mundo del seguro. Billy Wilder, ganador de dos Oscar como director y tres como guionista, utilizó el mundo del seguro en el argumento de tres de sus películas: "Perdición" (1944), "El apartamento" (1960), protagonizada por Jack Lemmon y Shirley McLaine; y "En bandeja de plata" (1966), con Lemmon, esta vez junto a Walter Matthau.

El maestro del suspense Alfred Hitchcock también descubrió en el sector asegurador un filón para sus argumentos como se puede ver en "Atrapa un ladrón" (1955). En este film, John Robie (Cary Grant),un ex ladrón, es el primer sospechoso de varios robos de joyas en la Riviera Francesa. John convence a un empleado de una aseguradora de que él no es culpable y se compromete a atrapar al verdadero ladrón. Un año después de esta película, el mundo del seguro también apareció en el largometraje de Hitchcock "El falso culpable".

Wilder y Hitchcock no han sido los únicos, Woody Allen, Francis Ford-Coppola, David Fincher o Warren Beatty también han dirigido películas en las que el seguro ha estado muy presente.