Los seguros también dan para una comedia

En el film de Woody Allen, "La maldición del escorpión de Jade" (2001), CW Briggs (interpretado por el propio Allen), considerado el mejor investigador de una compañía de seguros de Nueva York, se lleva muy mal con Betty (Helen Hunt), una implacable ejecutiva que ha venido a optimizar los recursos de la compañía. Una noche, cuando salen de juerga con varios amigos, son hipnotizados en un show del mago Vortan. A partir de ese momento, se producen unos misteriosos robos que traen de cabeza a la compañía de seguros.

Así pues, se observa que el seguro no está tampoco ausente de aparecer en comedias cinematográficas. Otros ejemplo de ello es la película "Y entonces llegó ella" (2004), en la que el protagonista (Ben Stiller) trabaja en el departamento de riesgos de una aseguradora. Otra comedia en que el sector asegurador está presente es "Os declaro marido y marido" (2007), en la que un amigo le pide a otro (Adam Sandler) que se case con él, ya que ve que es la única forma de que sus hijos queden cubiertos por su seguro de vida. Esto obligará a los dos amigos a comportarse como pareja para despejar las sospechas de un funcionario.