El precio del envejecimiento

  •  En el futuro, prácticamente el 30 % del producto interior bruto (PIB) se gastará en pensiones, salud y dependencia
  •  El envejecimiento afectará por igual a países industrializados y emergentes.
  •  España en 2050: el 37,5% de la población tendrá más de 60 años.
  •  Son esenciales el crecimiento económico y los sistemas de seguridad social sostenibles.


Una larga esperanza de vida y sociedades cada vez más envejecidas son ya una realidad o lo serán pronto en muchos países. La proporción de personas con más de sesenta años en España - actualmente del 22,4% - se estima aumentará hasta aproximadamente el 37,5% a mediados de siglo. La evolución positiva de la longevidad es el resultado de un gran progreso social y de la medicina. Pero la longevidad también tiene un precio. Para 2060, el gasto público en pensiones, salud y dependencia alcanzará algo menos del 30 por ciento del producto interior bruto en la zona del euro (un 28,3% en España).Para ponerlo en perspectiva, el aumento de costes - previsto para los europeos por el gran incremento del gasto público relacionado con el envejecimiento- consumiría, por sí solo, la producción económica actual de los Países Bajos, según el reciente estudio Pulso Demográfico Allianz. "El envejecimiento en todo el mundo es una tendencia estructural con consecuencias sociales y económicas potencialmente dramáticas, tanto para los presupuestos estatales como para las personas", señala Alexander Börsch, Economista Internacional Senior de Allianz, especializado en Pensiones.


Demografía: todo un desafío


La crisis financiera ha puesto el déficit público en el centro del debate político y del conocimiento público. Los programas económicos, las inyecciones de capital y la disminución de ingresos fiscales han supuesto, en muchos países del mundo, una enorme carga para las finanzas públicas y los presupuestos. Sin embargo, es muy probable que este impacto desaparezca con el tiempo. No puede decirse lo mismo del rápido envejecimiento de nuestras sociedades. A diferencia de la crisis financiera, este nuevo desafío mundial es previsible. Sus repercusiones son a largo plazo y tienen un desarrollo lento: por eso se olvidan tan rápidamente y no son objeto de debate público.


El aumento de gastos relacionados con la edad es un fenómeno mundial


El problema del envejecimiento no conoce límites ni fronteras. Las áreas más directamente afectadas son las pensiones, la salud y la dependencia.
Debido al rápido envejecimiento de la población, en España, se prevé que el mayor aumento de gastos se observe en el ámbito de las pensiones y la dependencia. En conjunto, los gastos relacionados con estos temas se elevarán en un 9% del PIB, en 2060. Dentro del conjunto de países de la UE, España se encuentra en el grupo de los 10 países que se enfrentan al mayor crecimiento de gastos. Esto se debe particularmente a su rápido proceso de envejecimiento poblacional.


Desafíos diferentes para los EE.UU. y Asia


Los retos derivados del envejecimiento diferirán radicalmente en la Unión Europea, los Estados Unidos y Asia, dependiendo de los sistemas de seguridad social vigentes.
Mientras los EE.UU. pueden esperar una tendencia demográfica relativamente favorable, donde las pensiones públicas están diseñadas - en gran parte - para proporcionar una renta básica que complementan importantes contribuciones individuales, es el sistema sanitario el que está impulsando el gasto público.


El Pulso Demográfico Allianz indica que el gasto público en salud en los EE.UU. ha aumentado en un 5% anual desde 1970, y si esta tendencia continúa, llegará al 18% del PIB en 2050. Al otro lado del mundo, las potencias económicas emergentes de Asia como Corea del Sur, Taiwan, Singapur y China aún tienen una población relativamente joven. Sin embargo, esto va a cambiar drásticamente en los próximos años, sobre todo en China. La tasa de natalidad en este país ha caído de 5,5 hijos por mujer en 1960 a solo 1,8 en la actualidad. Al mismo tiempo, la esperanza de vida ha aumentado -de forma tremenda- en 28 años. Tanto los sistemas de pensiones como los de salud se encuentran en una etapa de desarrollo inicial o de reforma. Hay dos sistemas de pensiones en China, el primero cubre menos de la mitad de los trabajadores de las ciudades y el segundo, solo un 12% de los trabajadores de las zonas rurales. Está claro que estas reformas y su diseño se encuentran entre los mayores retos sociales, económicos y fiscales, a los que se enfrenta China en la actualidad.


Los pensionistas pasan más tiempo jubilados


El nuevo estudio también examina en detalle la esperanza de vida de la población. A finales de la década de 1990, el aumento de la esperanza de vida junto con el descenso de la edad de jubilación había dado lugar a un importante incremento del tiempo que la gente vive jubilada. En los países industrializados, los hombres pasan un promedio de 20 años jubilados. Los pensionistas en Francia son los más beneficiados, con un período medio de jubilación de 24 años, frente a los 16,8 años en Suiza. Los jubilados españoles se sitúan en mitad de la tabla con un período de jubilación de 20,9 años.


El camino a seguir se debe definir ahora


El estudio deja una cosa clara: estas sociedades cada vez más envejecidas supondrán una carga enorme para las finanzas públicas en todo el mundo. El tema clave es cómo controlar el gasto público. Es primordial establecer sistemas sostenibles y financieramente viables en los ámbitos de las pensiones, la salud y la dependencia. Mirar más allá de las fronteras propias es muy instructivo. Examinemos por ejemplo, el sistema de pensiones sueco. Junto con Australia, Suecia es el país con el sistema de pensiones más sostenible, según el "Índice de Sostenibilidad de Pensiones de Allianz", y es un ejemplo excelente de diversificación de ingresos para la jubilación, a través de varios pilares. En Suecia, no son excluyentes el sistema privado de jubilación y el estado de bienestar desarrollado y, de hecho, pueden complementarse entre sí. "Los sistemas de seguridad social sostenibles y el crecimiento económico son las dos herramientas principales para controlar los efectos del envejecimiento, sobre las finanzas públicas. Si se traza el camino en la dirección correcta a tiempo, el Estado podrá mantener su función y la atención podrá dejar de centrarse en los retos de las sociedades envejecidas para fijarse en las oportunidades que éstas ofrecen. Los sistemas sostenibles y las pensiones privadas son los requisitos básicos para una jubilación financieramente sólida para las generaciones actuales y futuras", concluye Börsch.

Acerca de Allianz


Junto a sus clientes y colaboradores, Allianz es una de las entidades más fuertes de la comunidad financiera internacional. Más de 76 millones de clientes particulares y empresas confían en la experiencia, dimensión internacional, fortaleza financiera y solidez de Allianz para aprovechar las oportunidades financieras y protegerse frente a cualquier riesgo.


En 2010, 151.000 empleados, en 70 países, alcanzaron unos ingresos totales de 106.500 millones de euros y un beneficio de explotación de 8.200 millones de euros. Los beneficios para sus clientes fueron de 91.400 millones de euros.

El éxito en el negocio de seguros, gestión de activos y servicios de asistencia está basado cada vez más en la demanda por parte del cliente de soluciones financieras que hagan frente a la crisis, el cambio climático y los retos que afronta una sociedad cada vez más longeva. La transparencia y la integridad son factores clave en la estrategia sostenible del gobierno corporativo de Allianz.


Para más información:


Contacto en Alemania:
Claudia Mohr- Calliet Tel. + 49 89 3800 -18797


Contacto en España:
Cecilia Goutmann Tel. + 34 93 228 5115
Laura Gallach Tel. + 34 93 228 6783


Estas aseveraciones, al igual que todo el contenido publicado en esta página Web, quedan sujetas a la Nota Preventiva referente a las afirmaciones sobre expectativas, disponible a la derecha de esta información.