Pulso Demográfico Allianz: En 2050 habrá 115 millones de pacientes con demencia en el mundo y 1,6 millones en España

  • A mediados de siglo se triplicará el número de pacientes con demencia en el mundo
  • Los costes globales para su cuidado ya ascienden a 450.000 millones de euros al año
  • En 2050, en la Unión Europea, habrá 5 pacientes con demencia por cada 100 trabajadores


De no encontrar ninguna cura, el número de personas con demencia en todo el mundo se triplicará desde los 36 millones que hay en la actualidad hasta más de 115 millones en 2050 como resultado del aumento de la esperanza de vida. Para ponerlo en perspectiva, 115 millones de personas es el equivalente a las poblaciones de España y Francia juntas. Estos son solo algunos de los datos presentados en la edición más reciente del Pulso Demográfico Allianz, dedicada al tema de la demencia y el Alzheimer. "La demencia ya supone una enorme carga para la economía. Los costes del cuidado formal e informal por parte de los familiares podría llegar a más de 450.000 millones de euros", indica el Profesor Michael Heise, Economista Jefe y Director de Desarrollo Corporativo de Allianz. "Necesitamos urgentemente acelerar la investigación, desarrollar formas alternativas de cuidado y alojamiento y proporcionar pruebas de diagnóstico precoz para que los pacientes tengan el tiempo suficiente para informarse sobre las opciones de cuidados, hospedaje y soluciones aseguradoras", señala Heise.


Cinco pacientes con demencia por cada 100 trabajadores en la Unión Europea en 2050


La proporción entre pacientes con demencia y población activa también cambiará drásticamente. Se estima que, mientras que el número de pacientes con demencia prácticamente se duplicará en la Unión Europea como resultado del envejecimiento de la sociedad, el número de personas en edad de trabajar disminuirá. Mientras que actualmente hay dos pacientes con demencia por cada 100 personas activas -es decir entre los 15 y 64 años- a mediados de siglo la proporción será de 5 por cada 100.


La demencia como reto global: Asia y Europa serán las regiones más afectadas; España no se quedará atrás


Durante mucho tiempo se pensó que la demencia era una enfermedad de los países industrializados y del mundo occidental. Sin embargo, estudios recientes han llegado a la conclusión de que su prevalencia en los países en desarrollo y emergentes se había subestimado. Solamente en Asia, casi 61 millones de personas padecerán demencia en 2050; y en China sufrirán demencia más personas que en el resto de países industrializados juntos. En Europa, el número de casos prácticamente se duplicará pasando de los 10 millones que hay en este momento a casi 19 millones (alrededor de 15 millones residirán en la Unión Europea).

España también se verá muy afectada como resultado del envejecimiento de su población. Se estima que el número de casos aumentará desde los 670.000 que hay en la actualidad hasta el millón en 2030 y más de 1,6 millones, en 2050.

Según un estudio del año 2009, en España, el coste promedio de los cuidados que requiere un enfermo con demencia se sitúa, anualmente, en los 28.198 euros.


Enfermedad todavía incurable


Desde que se la describió por primera vez en 1906, se han hecho progresos considerables en el esclarecimiento de la naturaleza de la demencia de tipo Alzheimer, pero no se ha conseguido aliviar los síntomas a largo plazo ni tampoco una cura de la enfermedad. Si el trastorno se diagnostica de forma precoz, el inicio o progreso de la enfermedad se puede retrasar varios meses con la ayuda de la medicación adecuada. Algunos ejercicios mentales y físicos también pueden tener un efecto preventivo o atenuar el avance de la enfermedad. Un problema importante para la mayoría de los pacientes, y especialmente para sus familiares cercanos, es encontrar información apropiada. Los pacientes y sus familiares a menudo no saben cómo pueden influir en el progreso de la enfermedad, gestionar las actividades diarias de forma independiente y/o encontrar una opción de cuidado adecuado y asequible.


Es posible conseguir la seguridad financiera para los pacientes con demencia


Las compañías aseguradoras están cada vez más a la altura de los desafíos que plantea la creciente prevalencia de la demencia.

"La demencia es un tema difícil que plantea un reto a todo el mundo: al Estado, al sector privado y a las personas. El objetivo debe ser corregir las deficiencias de la asistencia sanitaria en el cuidado de los pacientes con demencia y desarrollar, además, soluciones aseguradoras adecuadas. Cada persona debe pensar en ello seriamente tan pronto como sea posible," concluye Heise.

En España, el desarrollo del seguro de dependencia se encuentra todavía en una fase embrionaria en el sector asegurador, aunque podría ser uno de los factores de crecimiento de negocio en los próximos años. Se trata de un país con un segmento de población de la tercera edad en considerable aumento.

Cristina del Ama, Directora de la División de Vida y Salud de Allianz Seguros señala que: "en nuestra compañía las garantías de dependencia se comercializan como coberturas complementarias a otros seguros de vida.
Nuestros asegurados pueden contratar la garantía de dependencia como una cobertura complementaria de los seguros de vida-riesgo (anticipo del capital de fallecimiento en forma de renta), o como una garantía inherente en algunos productos de previsión.
Hemos empezado a ofrecer estas garantías de Dependencia en 2008, y ya contamos con más de 50.000 clientes protegidos para esta situación".

 

Barcelona, 9 de febrero de 2012


Para más información:
Cecilia Goutmann Tel. 93.228.51.15

 

 

Estas aseveraciones, al igual que todo el contenido publicado en esta página web, quedan sujetas a la Nota Preventiva referente a las afirmaciones sobre expectativas, disponible a la derecha de esta información.