Allianz Seguros aboga por la precaución y prevención durante las vacaciones

  •  Implementar sencillas medidas puede evitar que una vivienda sea objeto de robo cuando se está de vacaciones
  •  Colocar de forma adecuada el equipaje en el coche puede evitar accidentes
  •  Antes de salir de vacaciones es aconsejable realizar un chequeo médico y hacerse un seguro de viaje


Llega una de las estaciones más esperadas, en que una mayoría disfruta de sus vacaciones. Es momento de gozar del tiempo libre, pero sin olvidar pequeños detalles que pueden evitar sobresaltos innecesarios.


El verano es el momento en que las viviendas se quedan más tiempo sin inquilinos, lo que se puede convertir en un paraíso para los ladrones si no se toman ciertas precauciones. Es cierto que no hay una forma totalmente eficaz para evitar los robos, pero sí hay medidas sencillas que ahorran más de un susto. Por ejemplo, hay que asegurarse de que la puerta de la vivienda esté bien cerrada, incluso si salimos por poco tiempo. Si dejamos la casa por un periodo más largo, es recomendable pedir a vecinos o amigos que vacíen nuestro buzón, para que no parezca que no hay nadie en la vivienda. Las luces sensibles al movimiento en la entrada de la casa son también una medida efectiva. Asimismo, se pueden instalar temporizadores en las habitaciones para que se enciendan las luces a intervalos regulares, lo que simula que hay gente en casa. Los temporizadores también se pueden conectar a radios o televisores sin tener que invertir grandes sumas de dinero.


Además, es muy importante tener una póliza de Hogar al día. Conviene comprobar de forma regular si la cobertura de su póliza es suficiente y equivalente al contenido de su hogar. La cobertura es insuficiente si la suma de lo que cubre el seguro es inferior al valor actual del contenido de la vivienda. En caso de robo, tener una cobertura adecuada es imprescindible para que la aseguradora pueda responder de forma apropiada.


La salud ante todo


Una vez tomadas las medidas para proteger el hogar, es momento de prepararse para disfrutar de las vacaciones. Para gozar con tranquilidad del descanso, recomendamos seguir estos fáciles consejos de Mondial Assistance, compañía de asistencia del Grupo Allianz:

  •  Hacerse un chequeo médico antes de partir, algo especialmente importante cuando se viaja a países donde se requieren vacunas específicas.
  •  Llevarse una tarjeta médica de emergencias: si se tienen alergias o se tiene que tomar una medicación específica, llevar una tarjeta médica puede evitar muchos sustos. Es recomendable que dicha información esté en inglés y, a ser posible, en la lengua local del país al que se viaje.
  •  Asegurarse de que la cantidad de medicación que se lleva es suficiente para los días que se estará fuera.
  •  Preparar la documentación necesaria para el viaje y recordar los teléfonos a los que hay que llamar para desactivar la tarjeta de crédito (en caso de robo). Durante el viaje, es aconsejable llevar siempre encima el pasaporte, el dinero y los documentos de viaje. Una vez se ha llegado al destino, es recomendable guardar el dinero y la documentación en la caja fuerte del hotel.
  •  Procurar tomar precauciones en los viajes en avión: llevar ropa ligera y ancha y calcetines de compresión para vuelo es una buena medida. Si se sufre de miedo a volar o náuseas, preguntar a un médico si puede recetar pastillas para el mareo o somníferos suaves.
  •  Pedir la Tarjeta Sanitaria Europea si se va a viajar por Europa.
  •  Hacerse un seguro de viaje: un seguro médico para viajar al extranjero normalmente cuesta unos pocos euros, pero cubre el riesgo de enfermedad estando fuera de nuestro país. Cuando se contrata la póliza, hay que asegurarse de que cubre el traslado a casa para la persona que ha enfermado. Y es particularmente importante acordarse de llevar encima el teléfono de asistencia en viaje por si ocurre una emergencia.


Precaución al hacer el equipaje


Ya protegida la salud, sólo queda hacer el equipaje. En caso de viajar en coche hasta el destino vacacional, hay que tener cuidado a la hora de colocar lo que necesitemos. El equipaje que se ponga en el maletero se debe colocar en una posición estable que evite balanceos. Es recomendable usar correas de sujeción. Estas correas no deben ser elásticas, ya que se pueden desprender y provocar problemas si el vehículo frena de golpe. Los espacios entre maletas u objetos que se transporten son un buen lugar para colocar toallas que eviten movimientos de la carga.


También hay que tener cuidado a la hora de usar las cajas de almacenamiento que ponen algunos coches en el capó. Hay que tener muy en cuenta el peso máximo que pueden soportar. Estos sistemas de almacenamiento elevan el punto de equilibrio del coche y, por lo tanto, modifican su comportamiento cuando se cogen las curvas o se frena. Los expertos recomiendan probar los frenos en un sitio tranquilo para acostumbrarse a la conducción con este equipaje antes de iniciar el viaje. Es aconsejable hacer lo mismo en caso de que se decida llevar bicicletas de vacaciones y éstas se coloquen también en el capó.


Y, por último, en los desplazamientos en coche, conviene disfrutar de las vacaciones desde la salida misma de su casa conduciendo con precaución, para evitar los accidentes.