¿Cómo prepararse para una ola de frío?

  • Allianz Seguros recomienda tomar medidas preventivas para evitar problemas como la congelación de las cañerías de los hogares
  • El frío y la nieve suponen un riesgo de interrupción del negocio para las empresas
  • Contar con seguros de multirriesgos adaptados a las necesidades de las viviendas y de los negocios es esencial para evitar sobresaltos

La llegada de la nieve y el frío es siempre una buena noticia para las estaciones de esquí españolas, que a menudo sufren inviernos con pocas precipitaciones. Sin embargo, lo que es bueno para unos, no siempre lo es para otros. La nieve y las heladas pueden traer consecuencias desagradables para los hogares, como reventones de cañerías y exceso de acumulación de nieve en los tejados. Para afrontar estas situaciones, la prevención y la preparación son clave.


La congelación de las cañerías, un riesgo para las viviendas


El frío supone un riesgo para cañerías y radiadores. Esto sucede porque cuando la temperatura llega al punto de congelación, el volumen de agua aumenta alrededor del 9 por ciento - las tuberías no pueden soportar esa presión. Por eso, ante un frío intenso, Allianz Seguros recomienda:

  • No apagar del todo la calefacción durante el invierno, mantenerla al menos a una temperatura mínima.
  • Si alguna parte de su edificio tiene la calefacción apagada, es bueno drenar el agua de los radiadores y cerrar la llave del agua.
  • Proteja las cañerías que estén en el exterior con un buen aislante.
  • Si no va a estar en la vivienda durante un periodo largo de tiempo, compruebe el correcto suministro de combustible para la calefacción; las bombas de calor tienen que estar en funcionamiento constantemente para asegurarse de que el agua caliente pueda circular.

Si ya se han congelado las cañerías:

  • Intente descongelarlas usando agua caliente y toallas, compresas calientes, secadores, etc. Procure hacerlo apuntando a la sección bloqueada desde la parte del grifo abierto, para que la tubería no se rompa.
  • Cierre la llave del agua cuando esté intentando descongelar las cañerías. Cuando la vuelva a abrir, abra el grifo principal despacio.
  • Bajo ninguna circunstancia use resistencias, sopletes, velas o cualquier mecanismo con llama para descongelar las cañerías. Puede provocar explosiones.

Soportar el peso de un elefante

 

20 centímetros de nieve acumulados en los tejados de una casa pesan alrededor de dos toneladas - más que el peso de un elefante. Muchos tejados no están preparados para soportar esa presión. ¿Qué se puede hacer ante una situación así?


Una intensa nevada es suficiente para poner en riesgo la estabilidad del tejado de una casa. Para prevenir problemas, se debe quitar la nieve del tejado. Los propietarios que quieran retirar la nieve ellos mismos tienen que asegurarse que lo hacen con las medidas de seguridad adecuadas. Hay que tener en cuenta que las claraboyas pueden quedar cubiertas por la nieve y son un importante riesgo para la persona que está en el tejado. Si no se ve capaz de retirar la nieve por sus propios medios, es mejor dejar el trabajo en manos de profesionales.


En áreas donde la nieve es un fenómeno habitual, muchas viviendas ya están diseñadas para que la nieve no se acumule en el tejado. Si su casa no está adaptada a estas situaciones y vive en una zona propensa a las nevadas, es bueno consultar con un experto que pueda indicar si su tejado podrá soportar una gran tormenta de nieve.


Tanto si una vivienda está en un área propensa a sufrir las inclemencias del tiempo como si está en una zona con una meteorología más benigna, es importante tenerla protegida con un seguro de hogar. En Allianz Seguros, ofrecemos un producto que se adapta a las necesidades de cada vivienda, comenta Antonio Escrivá, Subdirector General de Automóviles y Particulares. "Con Allianz Hogar se cubren desde los clásicos daños materiales y la responsabilidad civil, hasta el impago de alquileres, el servicio de urgencias domésticas o el asesoramiento jurídico, por poner sólo algunos ejemplos de sus garantías".

 

El temor de las empresas a la interrupción de su negocio

 

La nieve y el frío pueden suponer también un importante problema para una empresa. La meteorología puede llegar a interrumpir el negocio, lo que es uno de los mayores riesgos de las empresas.


Las bajas temperaturas pueden congelar las cañerías y por lo tanto, el suministro de agua. Además, la nieve puede dañar los tendidos eléctricos, cortando la electricidad o bloqueando carreteras, dejando un negocio sin poder distribuir sus productos. Asimismo, una repentina tormenta de nieve puede dañar las estructuras de los almacenes, haciendo peligrar las mercancías.


Ante estos riesgos, las empresas deben procurar buscar asesoramiento para tener correctamente adecuados los temas más vulnerables: los sistemas de riego, la calefacción, las medidas contra inundaciones, el plan de emergencias, etc. Además, contar con un buen seguro de multirriesgo empresarial es esencial para tener el negocio protegido ante cualquier circunstancia.


"En Allianz Seguros tenemos productos diseñados para dar una amplia cobertura a las empresas, con coberturas flexibles y a la medida de cada negocio; y trabajamos en soluciones innovadoras para cubrir las consecuencias de los cambios meteorológicos que puedan afectar a nuestros clientes", comenta Jaime de Argüelles, Subdirector General del Área de Empresas y Reaseguro. "Además de los daños por incendio, rayo y explosión, nuestro seguro de multirriesgo empresarial incluye los debidos a la acción del agua, de las tormentas, del vandalismo, la rotura de cristales y los fenómenos eléctricos, entre muchas otras coberturas".

 

Barcelona, 3 de febrero de 2012

Para más información:
Laura Gallach Tel. 93.228.67.83

 


Estas aseveraciones, al igual que todo el contenido publicado en esta página web, quedan sujetas a la Nota Preventiva referente a las afirmaciones sobre expectativas, disponible a la derecha de esta información.