La interrupción del negocio, los incendios y las catástrofes naturales son los riesgos que más temen las empresas

  • En España, las compañías también temen el fraude, la corrupción y los robos; es el país en que más preocupa este tipo de riesgos
  • Las empresas infravaloran el riesgo de un apagón eléctrico o de un ataque cibernético
  • La nueva edición del estudio Allianz Risk Pulse analiza los mayores riesgos empresariales con los resultados de una encuesta realizada a más de 500 expertos de 28 países

Barcelona/Múnich, 13 de marzo de 2013.- Las empresas de todo el mundo comparten la misma preocupación: que sus operaciones se paralicen por causa de fuerza mayor. Un parón en la cadena de suministro, los desastres naturales y, los incendios y explosiones son los principales riesgos a los que se enfrentan las compañías en 2013, según el último informe Allianz Risk Pulse, basado en un estudio llevado a cabo en 28 países.


En España, las compañías temen, además de los riesgos mencionados, el robo, el fraude y la corrupción, que se sitúan en la cuarta posición de los mayores riesgos empresariales a tener en cuenta en 2013. Es el país en el que más preocupa este tipo de riesgos.


La encuesta del Allianz Risk Pulse fue realizada a finales de 2012 con la coordinación de Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), la filial del Grupo Allianz especializada en grandes riesgos. El estudio recoge las opiniones de 529 expertos de todo el Grupo Allianz, incluidos los de Allianz Seguros en España, acerca de los riesgos más importantes que las compañías han de afrontar en 2013 en función de la región en la que operan y el sector al que pertenecen.


"Allianz ha sido un socio de confianza para las empresas de todo el mundo durante muchos años. Tenemos un profundo conocimiento sobre los riesgos a los que se enfrentan las empresas y también conocemos qué elementos pueden ser infravalorados", afirma Clement B. Booth, miembro del Comité de Dirección de Allianz SE. "Las compañías internacionales operan hoy en día en un escenario complejo que incluye riesgos tradicionales como el fuego, así como riesgos ultramodernos como la interrupción de la cadena de proveedores o los ataques cibernéticos", apunta Axel Theis, Consejero Delegado de AGCS.


Las pérdidas causadas por desastres naturales aumentan


Los expertos de Allianz destacan la interrupción de negocio o de la cadena de proveedores como el mayor riesgo empresarial (mencionado en el 46% de las respuestas). Al elegir operar con cadenas de proveedores frágiles para ahorrar costes, muchas compañías carecen de un suministro alternativo. "El desastre de las inundaciones de Tailandia demostró que las interrupciones de negocio de un proveedor clave puede causar un efecto dominó que afecte a toda la industria", explica el experto en seguros de AGCS Volker Münch.


En muchos casos, las interrupciones de negocio son causadas por desastres naturales, el segundo mayor riesgo para las empresas (44%). A pesar de que 2012 fue un año relativamente tranquilo en lo que respecta a catástrofes naturales (con la excepción del huracán Sandy), no es una razón para cantar victoria: "Los siniestros causados por desastres naturales se han multiplicado por 15 durante los últimos 30 años. Y continuarán creciendo por el aumento del número de bienes asegurados en Asia, en particular, y por el desarrollo que se está produciendo en regiones costeras de alto riesgo", explica Markus Stowasser, meteorólogo de Allianz Re. Europa también podría sufrir con una mayor frecuencia el azote, a nivel local, de temporales extremos, como aguaceros.


Un "viejo conocido" se presenta sorprendentemente en la lista elaborada a partir de este estudio: los incendios y las explosiones fueron mencionados como el tercer riego empresarial global más importante. Los incendios son relativamente infrecuentes, pero pueden derivar en fuertes pérdidas y en interrupciones de la cadena de negocio, especialmente, en las industrias manufactureras. Las estadísticas de AGCS sobre pérdidas hablan por sí solas: en 2012, de siete grandes pérdidas de propiedad industrial (que superaron los 10 millones de euros), seis fueron causadas por el fuego. "Las empresas no deben renunciar por la presión económica a un alto nivel de protección contra incendios", asegura Jaime de Argüelles, Subdirector General de Allianz Seguros y responsable del Área de Empresas y Reaseguro.


España, el país donde más preocupa el riesgo de fraude, la corrupción y los robos


Los expertos del Grupo Allianz encuestados en España también identificaron la interrupción del negocio (47,4%), los incendios (32,4%) y las catástrofes naturales (24,3%) como los principales riesgos que las empresas aquí afincadas han de tener en cuenta en 2013.


En cuarto lugar se posiciona el riesgo a sufrir robos, fraude o corrupción (24,3%). España es el país en el que este riesgo ocupa una posición más alta, ya que en la mayoría de las encuestas a nivel global este riesgo no se menciona o aparece como un riesgo menos probable. El top 5 lo cierra una intensificación de la competencia, también con un 24,3%.


Diferenciando por tamaño, para las grandes corporaciones cobra especial importancia que se intensifique la competencia (21,1%) y que se produzcan cambios normativos o regulatorios (18,9%). La entrada de empresas con mano de obra barata que ofrece un producto con menor calidad a un precio menor ya ha hecho daño a diferentes sectores industriales como el calzado o los juguetes.


Por su parte, para las pymes el fraude, los robos y la corrupción (33,3%) son, tras la interrupción de negocio (38,9%) y los incendios (33,3%), los asuntos más críticos, según los resultados obtenidos. La lista continúa por una competencia más intensa (27,8%) y las catástrofes naturales (22,2%). Es de destacar también que, en el caso de las pymes, surgen riesgos que no constan para las grandes empresas como las fluctuaciones de mercado y la disponibilidad de crédito, ya que, en su caso, es más complicado obtener financiación.


Las compañías no están preparadas para fallos tecnológicos o apagones eléctricos


Según los expertos de Allianz, las empresas se toman muy en serio algunos riesgos, pero infravaloran otros. Por ejemplo, los fallos informáticos, (indiferentemente de si son debidos a un error humano propio o a un ciberataque) pueden suponer enormes pérdidas en una economía cada vez más digitalizada. Sin embargo, sólo el 6% de los expertos de Allianz piensa que sus clientes son realmente conscientes de este riesgo. De manera similar, el riesgo de un apagón eléctrico supranacional aparece en las previsiones de pocas compañías. "La confianza en el suministro de energía disminuirá en el futuro debido al envejecimiento de las infraestructuras y a la falta de inversiones de calado", explica Michael Bruch, experto de AGCS. Si se produjera un apagón, el impacto hoy sería mucho más alto que hace diez o quince años debido a la alta dependencia de las tecnologías de información y comunicación y a la falta de preparación por parte de las empresas.


Una buena preparación es la clave

 

"En el actual entorno, cada vez más complejo y global, todos los negocios están expuestos a multitud de riesgos", comenta Jaime de Argüelles, Subdirector General de Allianz Seguros. "Catástrofes naturales, robos o incendios, son algunas de las situaciones que pueden alterar el día a día de una compañía. Para superar con la mayor rapidez posible estos sobresaltos la prevención es clave. Contar con seguros adaptados a las necesidades de la compañía hará que la empresa afronte el futuro con menos preocupaciones".


Allianz Seguros cuenta con una de las gamas de seguros empresariales de los más completos del mercado. Los productos se caracterizan por ofrecer coberturas adaptadas a las necesidades de cada negocio. Así, Allianz Seguros tiene seguros de Multirriesgo Empresarial, de Responsabilidad Civil, de Transporte, o de Vida y Accidentes para colectivos, por poner sólo algunos ejemplos.

 

Información para la prensa:
Laura Gallach Tel. 93.228.67.83

 


Estas aseveraciones, al igual que todo el contenido publicado en esta página web, quedan sujetas a la Nota Preventiva referente a las afirmaciones sobre expectativas, disponible a la derecha de esta información.