Los coches antiguos y clásicos toman la calle con la llegada del buen tiempo


Han pasado todo el invierno en el garaje y llega el momento de 'sacarles a pasear'. Los propietarios de coches antiguos y clásicos aprovechan el buen tiempo para gozar de sus vehículos. Pero antes de ponerse detrás del volante, es importante realizar una revisión rutinaria que puede evitar daños y accidentes. Normalmente este tipo de coches habrán estado en el garaje muchos meses. El coste de la puesta a punto compensa de lejos el tener un coche seguro.


"Los vehículos clásicos son más populares que nunca, por eso trabajamos para su seguridad y para mantener su valor", dice Christoph Lauterwasser, Director del Centro Tecnológico Allianz (AZT).


Los vehículos antiguos y clásicos de más de 25 años tienen particularidades que hay que tener muy en cuenta en la carretera. Según un estudio del AZT, los coches de colección sufren accidentes que no sucederían en las mismas condiciones en un coche normal. Esto ocurre, por ejemplo, debido a la falta de uso continuado y a que los ajustes de estos coches no son los mismos que los de un coche moderno, y el conductor no siempre está acostumbrado al cambio. De la misma manera, la distinta visión del conductor en el asiento delantero puede provocar accidentes. En los coches con el conductor sentado a la derecha aumenta el riesgo de sufrir un incidente. El menor rendimiento de los frenos en los automóviles clásicos es también un elemento crítico, como la ausencia de ayudas a la conducción o de la dirección asistida.


Según el AZT, las especificidades de los vehículos clásicos y antiguos los hacen más propensos a según qué tipo de incidentes. Los accidentes de coches que circulan en paralelo o los accidentes provocados por cambios de dirección son más habituales en los vehículos clásicos que en los modernos.


Además, el estudio del AZT ha comprobado que los accidentes con coches clásicos se producen con más frecuencia los fines de semana, incluso más que los vehículos modernos. Es una conclusión previsible si se tiene en cuenta que estos automóviles suelen utilizarse en los días festivos por motivos de ocio.


Puesta a punto de los automóviles de colección


"Los conductores de coches clásicos son generalmente conocidos por ser prudentes y seguros. Con su actitud relajada y su comportamiento son vistos como un ejemplo en las carreteras. Sin embargo, también sufren accidentes que se podrían evitar", dice el Dr. Johann Gwehenberger, Director de Investigación de Accidentes del AZT.


Allianz recomienda a los propietarios de vehículos clásicos que sigan los siguientes consejos para la puesta a punto de sus vehículos:

  • Instalar de nuevo la batería, en caso de haberla desinstalado para conservarla durante el período de descanso. Para evitar el riesgo de un cortocircuito, asegurarse de comprobar la secuencia de conexión. Salvo en el caso de algunos coches clásicos ingleses, conectar primero el terminal positivo y luego el negativo.
  • Comprobar el nivel de aceite del motor. Si no se ha usado el coche desde hace más de seis meses, se debe cambiar el aceite. Y es que, en ese caso, el efecto de los anticorrosivos se ha perdido.
  • Comprobar el líquido refrigerante. Si falta líquido, es esencial determinar la causa.
  • Comprobar el nivel del líquido de frenos. El líquido de frenos absorbe el agua que contiene el aire, por lo que es recomendable comprobar la cantidad de agua del líquido y cambiarlo si hace falta.
  • Comprobar la presión de los neumáticos. Si se aumentó la presión antes de dejar el coche en el garaje, conviene reducirla de nuevo. De esta forma se puede ver si los neumáticos tienen grietas u otro tipo de daños.
  • Examinar el espacio del motor. Si el coche estaba guardado en zona rural o apartado del centro, pequeños roedores pueden haber mordido las partes de goma. Los cables de ignición y otros cables también pueden haber sufrido daños.
  • Durante la primera vuelta con el coche después del invierno, hay que estar atento a todos los instrumentos de control, especialmente al nivel, temperatura y presión del aceite y a la temperatura del agua. Escuchar cualquier ruido extraño que hagan los ejes o el mismo motor. Tener cuidado con los frenos: éstos funcionan a pleno rendimiento sólo cuando el óxido en la superficie de los frenos se ha desgastado.
  • Poner en marcha el vehículo por lo menos una vez al mes.

 

Seguros adaptados a las necesidades de los vehículos clásicos


Allianz Seguros cuenta con un producto específico para dar la mejor solución aseguradora a aquellas personas que coleccionan vehículos de época o antiguos, y que los utilizan en desplazamientos relacionados con el ocio y con la participación en concentraciones, exhibiciones y ralis de época.


"Allianz Auto Colección es un producto completo, que se adapta a las necesidades tan específicas de los propietarios de coches clásicos", comenta Antonio Escrivá, Subdirector General de Allianz Seguros y responsable del Área de Automóviles y Particulares. "Además, dado el tipo de uso de estos vehículos, es decir, la baja frecuencia de uso y el extremo cuidado que tienen sus propietarios, nuestro seguro tiene un precio muy competitivo".


El producto tiene descuentos relevantes para coleccionistas con más de un vehículo clásico, para miembros de clubs de coches clásicos y para clientes que tengan su vehículo de uso habitual asegurado también en Allianz Seguros.

 


Barcelona, 17 de julio de 2012

 

Información para la prensa:

Laura Gallach Tel. 93.228.67.83

 

Estas aseveraciones, al igual que todo el contenido publicado en esta página web, quedan sujetas a la Nota Preventiva referente a las afirmaciones sobre expectativas, disponible a la derecha de esta información.