¿Qué pasaría si, en San Francisco, ocurriera un terremoto similar al de 1906?

  • Los daños podrían alcanzar los 200.000 millones de dólares; las pérdidas aseguradas serían de entre 30.000 y 60.000 millones de dólares
  • El ratio entre pérdidas aseguradas y pérdidas totales se reduciría respecto a principios del siglo XX
  • Un terremoto como el de 1906 afectaría a más personas, pero el riesgo estaría más diversificado ya que hay más dispersión geográfica de la población
  • La prevención, preparación e información son esenciales para minimizar riesgos


El 18 de abril de 1906 a las 5:12h de la madrugada, un terremoto de 7,9 grados de magnitud sacudió la costa de California y de forma especialmente virulenta la ciudad de San Francisco. Se estima que el 80% de la ciudad quedó destruida. A parte de los numerosísimos daños materiales, hubo más de 3.000 víctimas mortales y entre 227.000 y 300.000 evacuados. La mayoría de los daños se produjeron por los incendios que hubo después del terremoto.


¿Podría repetirse un gran seísmo como el de 1906 en la actualidad? Los sismólogos creen que un terremoto de estas características podría golpear el área de San Francisco en cualquier momento. Teniendo en cuenta la inflación y el área expuesta, las pérdidas por daños y destrucción de inmuebles si este suceso ocurriera hoy podrían superar los 200.000 millones de dólares. Las pérdidas aseguradas estarían entre los 30.000 y 60.000 millones.


"La probabilidad de que se produzca un gran terremoto a lo largo de la Falla de San Andrés en California es muy alta", comenta Markus Treml, experto en catástrofes naturales y sismólogo de Allianz Re. "Según un estudio científico de 2008, la posibilidad de tener uno o más terremotos con magnitudes de 6,7 grados o superiores en la región de San Francisco durante los próximos 30 años es superior al 63%; para todo el estado de California es superior al 99%".


Por esta razón, Fireman's Fund, una de las principales aseguradoras de California en 1906 y una de las mayores aseguradoras de inmuebles en la actualidad, ha comparado el cambio en la población, el valor de los activos y las pérdidas para ver cómo sería el terremoto de 1906 si se produjera en la actualidad.


"El coste potencial de los terremotos ha ido creciendo debido al creciente desarrollo urbano en zonas sísmicamente activas," dice Doug Franklin, director de riesgo de Fireman's Fund, compañía del Grupo Allianz en EE.UU.


Afectaría a más personas, pero el riesgo estaría más diversificado
Un terremoto, hoy en día, afectaría a más personas ya que San Francisco ha duplicado su población desde 1906, y el norte de California en su conjunto ha aumentado su población de 1 millón a más de 15 millones de personas.


Sin embargo, las aseguradoras están hoy mejor preparadas: en 1906, el 27% de la población del norte de California vivía en San Francisco. En la actualidad es sólo el 6%. Hoy en día la dispersión geográfica de la población contribuye a repartir el riesgo potencial. Además las aseguradoras han ido mejorando la suscripción de los riesgos para diversificar sus carteras y han puesto mayor énfasis en un reaseguro adecuado.


Falta de coberturas por terremotos
Pocos particulares y empresas han estado contratando seguros con cobertura de terremotos, según una encuesta de 2006 de la Insurance Information Network de California y Fireman's Fund. De este estudio se extrae que sólo el 22% de los californianos consideran que están preparados o muy preparados para una catástrofe en su región.


"Sólo el 12% de los propietarios de viviendas en California tienen una cobertura por terremotos", dice Franklin. "A pesar de la historia de catastróficos terremotos, incendios forestales e inundaciones en California, muchas personas consideran que la Costa Oeste les ofrece un ambiente relativamente seguro."


En 1906, las pérdidas totales por daños en inmuebles fueron de 525 millones de dólares y las pérdidas aseguradas ascendieron a 235 millones, es decir, el 44% del total. Hoy en día, esta proporción se reduciría debido a la mayor diversificación del riesgo pero sobre todo por la falta de coberturas contratadas. Los pagos de las compañías de seguros serían de entre el 15% y el 30% de las pérdidas.


Sin embargo, según la compañía AM Best, desde el reciente terremoto en Japón ha aumentado en varios miles la contratación de pólizas con cobertura de terremotos.


Los expertos creen que la prevención adecuada, la preparación y la información son clave para disminuir las pérdidas potenciales. Fireman's Fund emplea a un número importante de expertos en prevención de riesgo para ayudar a los clientes a mejorar sus edificios para así minimizar los riesgos lo más posible.


"Los riesgos que los terremotos suponen para la sociedad, incluyendo la pérdida de vidas humanas, las lesiones y las pérdidas económicas, se pueden reducir considerablemente mediante una mejor planificación, prácticas preventivas e información adecuada para mejorar la respuesta cuando ocurran estos sucesos", comenta Franklin.


Algunos consejos para los propietarios de viviendas son:

  • Tener un plan de evacuación y suministros suficientes para la familia.
  • Hacer un inventario de los contenidos de tu casa, y grabarlos en vídeo o hacer fotos.
  • Tener un sistema de cierre automático de la llave del gas: uno de los efectos inesperados pero potencialmente devastadores después de un terremoto son los incendios causados por los escapes de gas. Hay sistemas automáticos que cierran el gas de una vivienda cuando se producen movimientos sísmicos.
  • Calentadores de agua: atar con correas el calentador del agua a la pared puede prevenir los incendios provocados por escapes de gas.
  • Asegurar las obras de arte y objetos de valor: los cuadros deben estar bien sujetos a las paredes con fijaciones especiales que impidan que se caigan. Las esculturas y otros objetos de arte deben tener un soporte o ser fijados a las estanterías. En caso de tener botellas de vino de valor, deben ser correctamente colocados en una bodega, rejilla o refrigerador que evite que las botellas se muevan y se rompan por los movimientos sísmicos.
  • Pernos del edificio: los pernos unen la vivienda con la base del suelo y les mantienen juntos durante un terremoto. Esto puede evitar que durante un gran terremoto el inmueble se desencaje de sus cimientos y se produzca un daño adicional.
  • Bases de hormigón: las bases de ladrillo pueden derrumbarse o separarse del inmueble en un terremoto fuerte, con la posibilidad del derrumbe de la casa. Los expertos recomiendan sustituir los cimientos de ladrillo por los de hormigón armado.
  • Muros de corte: los muros de corte previenen los movimientos de balanceo que durante un terremoto pueden destruir una vivienda. Los muros de corte mantienen las paredes de una casa unidas, disminuyendo o eliminando el balanceo.


Acerca de Fireman's Fund
Fireman's Fund Insurance Company es una compañía líder en seguros de hogar y accidentes que ofrece productos a particulares y empresas en Estados Unidos. Fireman?s Fund forma parte del Grupo Allianz, uno de los mayores aseguradores del mundo. Para más información visite www.firemansfund.com.


Acerca de los riesgos de terremoto
Consulte el estudio de Allianz Risk Pulse


(La fotografía que acompaña esta información es una imagen de la sede de Fireman's Fund en San Francisco después del terremoto de 1906)


San Francisco/Barcelona, 18 de abril de 2011

Para más información
Janet Ruiz, Fireman's Fund           Tel. +1 (415) 899.5381
Laura Gallach, Allianz Seguros      Tel. +34.93.228.67.83


Estas aseveraciones, al igual que todo el contenido publicado en esta página web, quedan sujetas a la Nota Preventiva referente a las afirmaciones sobre expectativas, disponible a la derecha de esta información.