Queremos disminuir nuestro impacto medioambiental a través de un menor consumo de recursos naturales. El cambio climático es una grave amenaza para el sector asegurador y la sociedad. 

Tenemos, pues, la responsabilidad de ayudar a mitigar sus efectos. Para ello estamos reduciendo al mínimo el impacto negativo sobre el medio ambiente de nuestras operaciones. Estamos comprometidos con reducir la "huella de carbono" de nuestras operaciones internas. En el marco de esta iniciativa, entre 2006 y 2012 hemos reducido nuestras emisiones de CO2 por empleado en un 22%.

Trabajamos también por aumentar la concienciación de nuestros colaboradores/as en este ámbito, desarrollando acciones sencillas que se pueden llevar a cabo en la oficina para disminuir su consumo energético. Además, hemos hecho una clara apuesta por el entorno digital para, de este modo, reducir de forma considerable el consumo de papel. Como ejemplo, en el año 2013, la compañía dejó de imprimir 3,5 millones de hojas de papel y se dejaron de enviar 400.000 sobres, lo que equivale a un bosque con una superficie de casi dos campos de fútbol.