Los clientes están en el centro de todo lo que hacemos y trabajamos continuamente para mejorar la calidad del servicio que ofrecemos junto con nuestros mediadores. Nos esforzamos día a día para ser un socio de confianza y, apoyar a las personas en su vida y en sus negocios.
Combatimos el fraude, porque queremos construir con nuestros clientes relaciones basadas en la confianza, y las malas prácticas de unos pocos no deben perjudicar a la mayoría.

Ser recomendados por nuestros clientes es nuestra máxima aspiración.


La importancia del cliente


El feedback de nuestros clientes es una herramienta fundamental para monitorizar su grado de satisfacción y mejorar constantemente nuestro servicio. Hemos establecido un proceso llamado Net Promoter Score (NPS), que mide la disposición de los clientes a recomendar Allianz Seguros. Tenemos muy en cuenta los resultados periódicos de este NPS para mejorar nuestros servicios y cumplir con las expectativas de nuestros clientes.

En 2012, los resultados del NPS, daban a Allianz Seguros como la compañía más recomendada del sector, por cuarto año consecutivo.


Rapidez de respuesta


Cuando se produce un siniestro, es cuando una aseguradora demuestra su saber hacer y cumple con sus promesas. En estos casos, una de nuestras principales prioridades es que nuestro asegurado retome su situación anterior al siniestro, lo antes posible.

Trabajamos, internamente y con nuestra red de mediadores y proveedores, para que los siniestros se resuelvan de forma rápida y eficiente, y que los clientes sean informados en cada etapa del proceso.


Combatir el fraude


Los fraudes cuestan, cada año, millones de euros al sector asegurador e incrementan la prima que paga cada asegurado porque aumentan el volumen de siniestralidad. En Allianz Seguros, no se tolera el fraude en ninguna de sus vertientes.

Para frenar este tipo de prácticas, Allianz Seguros trata de concienciar a la población de sus consecuencias y forma a sus empleados/as con el fin de proteger la posición y reputación financiera de la compañía. Todo ello supone un beneficio para los intereses de nuestros clientes, empleados/as y accionistas.