Que para conducir un vehículo se necesita un seguro es algo que la mayoría de personas sabe. Pero saber qué prestaciones son las más importantes es más complicado. Por eso te recomendamos 5 coberturas imprescindibles que debería tener el seguro de coche que contrates.

 

El seguro de coche y moto es el único obligatorio dentro del territorio español. Si quieres circular, necesitarás tener contratado un seguro a terceros que proteja al resto de conductores, peatones y propiedades de los posibles daños que tu vehículo pueda ocasionar al colisionar o al tener cualquier tipo de accidente.

Sin embargo, el seguro de coche a terceros es uno de los más sencillos que puedes contratar. Por lo general, cuando compras un coche, buscas darle la mayor protección posible ya que es un bien con un alto valor, por eso, a continuación te detallamos algunas de las coberturas que te pueden resultar más útiles y que sería positivo tener contratadas:

 

Asistencia en viaje

La asistencia en viaje es la garantía por la que, en caso de avería en carretera, el seguro podrá remolcar tu coche hasta el taller de tu elección y llevarte a ti hasta el lugar en el que estés residiendo. Aunque en un principio parece una garantía básico, no todos los seguros la incluyen, por eso, cuando contrates tu seguro a terceros, asegúrate de tener esta cobertura incluida si quieres tener derecho al servicio de grúa o de coche taller.

 

Robo

El robo de vehículos es uno de los delitos más comunes, y también uno de los que puede causar más contratiempos. Tener una cobertura en tu seguro de coche que te proteja ante esta situación te ayudará a que llegado el momento las gestiones que tengas que realizar sean más sencillas. Este tipo de prestaciones suelen cubrir los daños ocasionados en el vehículo durante el robo e incluso, en algunos casos, una indemnización por la pérdida del vehículo.

 

Rotura de cristales

Uno de los daños más comunes que puede sufrir un coche o una moto es la rotura de alguno de sus cristales. Es bastante frecuente que con la circulación pequeñas piedras impacten sobre las lunas ocasionando pequeñas fisuras o arañazos que pueden acabar convirtiéndose en auténticas roturas de los parabrisas o de las ventanas. Por eso, contar con una red de talleres de lunas especializados te ayudará a prevenir males mayores en tu vehículo.

 

Fenómenos de la naturaleza

Otro de los incidentes que pueden dañar a tu vehículo, son los fenómenos atmosféricos: granizo (que puede causar grandes daños en la chapa de tu coche o moto), lluvia (si es muy copiosa puede causar pequeñas inundaciones en el parking en el que lo tengas), nieve y heladas (puede dañar el motor o dejar tu coche inmovilizado). Por todas estas razones y muchos otros fenómenos naturales que podrían acaecer, es bueno contar con un seguro en el que puedas incluir este tipo de coberturas, sobre todo si vives en una zona en la que la lluvia, la nieve o el granizo son habituales.

 

Extras

Aunque no son coberturas imprescindibles, seguro que las que te enumeramos a continuación te resultarán de gran utilidad en tu día a día con tu vehículo:

Asesoramiento en multas: contar con una red de profesionales que te podrán ayudar a gestionar las multas que te pongan e incluso indicarte cómo recurrirlas.

Protección jurídica: un equipo de abogados te asesorarán sobre cualquier tema legal relacionado con tu vehículo

Cita Pre-ITV: Con esta garantía podrás preparar tu coche para que no tenga ningún problema para pasar la Inspección Técnica del Vehículo.

 

La seguridad al volante es lo más importante, y poder circular sabiendo que estás bien protegido por tu seguro de coche es esencial. Por eso, si quieres un seguro que tenga todas estas coberturas, puedes consultar nuestras modalidades para elegir la que mejor se adapte a lo que tú necesitas.