Actualmente, compartimos nuestro día a día en la red inconscientemente sin darnos cuenta de los peligros que esto puede comportar. Conocer y proteger la información que hay en la red de nuestras vidas resulta cada vez más importante

 

La reputación digital son todos los datos que existen en la red sobre algo o alguien. Esta información no únicamente puede ser subida por la propia persona sino que, en ocasiones, son otros los que publican contenido sobre nosotros, lo que implica que la reputación es parcialmente controlable. Todo lo que se escriba o publique sobre nosotros, es un contenido creado y acumulado que inevitablemente tendrá efectos positivos o negativos. Los datos presentes en la red sobre cada uno de nosotros pueden alcanzar gran visibilidad en un periodo de tiempo muy corto.

 

A nivel particular, se recomienda tener cuidado con el tipo de imágenes que se comparten en las redes sociales, con los datos personales que se proporcionan a páginas web, con los perfiles que se crean, así como con el tipo de contenido que se escribe en cualquier plataforma online. Aun así, hay situaciones en las que no está a nuestro alcance el control de lo que se dice de nosotros en Internet.

 

Tener una buena imagen personal en internet es esencial ya que los resultados al buscar nuestro nombre pueden traernos consecuencias negativas tanto a nivel personal como a nivel profesional. Son muchos los casos en los que los departamentos de recursos humanos de las empresas recurren a la red para ampliar información del candidato para seleccionarlo o descartarlo como posible aspirante a un puesto de trabajo. Ligado a este aspecto, se recomienda llevar a cabo un proceso de monitorización digital cuyo objetivo sea cuantificar los resultados personales en la red. Para ello existen herramientas gratuitas de Google como ‘Google Alerts’ y ‘Me on the Web’.

 

En caso de detectar comentarios negativos o críticas, los expertos en comunicación digital recomiendan en primer lugar contestarlos lo más rápido posible de forma educada y sin perder la calma mostrando siempre de forma transparente y la voluntad de solucionar el conflicto.

 

Allianz quiere ayudar a proteger tu presencia en la red y pone a disposición de sus asegurados una nueva cobertura dentro del seguro de hogar, llamada reputación digital; un servicio de investigación en Internet a través del cual, el usuario podrá conocer las referencias y contenidos que aparecen en los principales buscadores de Internet sobre su persona.

 

Anualmente, el asegurado tendrá un informe y la posibilidad de pedir un borrado de aquellos enlaces que contengan información visible en la parte pública de la red y que le puedan ocasionar un daño reputacional personal y/o profesional. Asimismo, la cobertura incluye asesoramiento legal y jurídico en temas relacionados con el uso de Internet y derivadas del comercio electrónico.

 

La inserción de las tecnologías en nuestras vidas ha puesto nuestros datos al alcance de todos. Protege y cuida lo que internet dice de ti con la cobertura de reputación digital del seguro de hogar de Allianz.